A Maduro lo abuchearon en el homenaje al maestro Abreu

“¡Fuera, fuera!”, gritó una voz infantil en el Poliedro de Caracas la tarde del 7 de abril, cuando 11.041 jóvenes se preparaban para entonar las notas que homenajearían al maestro José Antonio Abreu. Unos tambores sonaron rápido, pese a que el resto apostado en la arena estaba en silencio, y callaron la iniciativa de abuchear al presidente Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores durante su llegada al evento.

Maduro se sentó en la tarima que se encontraba frente a los músicos del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Con él, estaban Flores; la recién nombrada parte de la directiva, Delcy Rodríguez, y su hermano y ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez; la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; la cabeza del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; y otras figuras del gabinete de Maduro.

No existía podio alguno desde el cual Maduro pudiera dirigirse a los miles de muchachos que esperaban instrucciones de quien los dirigiría. La arena del recinto estaba repleta y había músicos en más de la mitad de las gradas superiores, todos vestidos de blanco. Igual pidió un micrófono y habló a los presentes para introducir a Anderson Liendo, de 10 años, como el miembro N° un millón de El Sistema.

“Te juro a ti que llegaremos a los dos millones”, dijo Maduro y le entregó una medalla y un cuatro, instrumento que toca en el núcleo 442, ubicado en Chuao, estado Aragua. Además, anunció la creación de la condecoración José Antonio Abreu para los galardones en materia cultural.

Aplausos solo para El Sistema y Abreu

Las notas del Himno Nacional “Gloria al Bravo Pueblo” antecedieron las cuatro canciones en honor a su fundador, al igual que la intervención del Primer Mandatario. Las notas y los palmas retumbaron en la estructura ideada por el arquitecto Jimmy Alcock sin necesidad de micrófono.

La audiencia hizo una ola continua que se mantuvo desde que la pieza compuesta por el maestro fundador, “Sol que das vida a los trigos”, comenzó a tocar. Quienes no tocaban el madrigal, batían sus instrumentos de lado a lado al son de la melodía. Recibió una de las ovaciones más largas del encuentro, que tuvo intervenciones constantes de proyecciones sobre El Sistema en las distintas pantallas del Poliedro. Abreu aparecía y los niños soltaban sus instrumentos para aplaudir su recuerdo.

Una grabación del fallecido expresidente Hugo Chávez de hace diez años también emergió, cuando auguró que llegarían al millón de niños que hoy celebraron en la capital.

Menos de 20 segundos estuvo en pantalla, en comparación con las tres alocuciones de Maduro que presentaron durante el homenaje.

Los muchachos entonaron “Venezuela”, de los españoles Pedro Herrero y José Luis Armenteros, y “Alma Llanera”, de Pedro Elías Gutiérrez. Los espectadores sacaron sus celulares en ambas oportunidades para inmortalizar las canciones con videos. También las cantaron, aunque la potencia de miles de instrumentos en acción opacó cualquier interrupción del público.

Los coros y violines despuntaron cuando la tonada “Aleluya” cerró el acto. Fue el adiós de los estudiantes de El Sistema para Abreu, quien falleció el 24 de marzo en Caracas. Pese a que los presentadores dieron por concluido el encuentro nacional, los jóvenes hicieron un encore de las últimas estrofas de la pieza de Luis Silva. Al finalizar, anunciaron la retirada del presidente “constitucional” de Venezuela, quien fue el primero en salir y el último en entrar.

Fuente EP Mundo El Pitazo
Cargando...
Cargando...