Saltar al contenido
11
Oct

A su hijo lo mató una narcolancha y lo vengó tras planearlo cinco meses

Actualizado: 11/10/2018 12:17

No se lo sacó de la cabeza. Debía vengarse. Su hijo Manuel murió arrollado por una narcolancha en la playa de Getares (Algeciras, Cádiz) y Manuel Mancilla se ha tomado la justicia por su mano, intentando, de algún modo, consumar su particular deseo de venganza. 

A Manuel Mancilla lo llman ‘El Pantojo’, porque pertenece al clan de Los Pantoja,. Tiene 28 años y antecedentes por narcotráfico-

En la tarde del pasado martes, a las puertas de los juzgados de Algeciras, apuñaló al dueño de la embarcación que le pasó por encima a su hijo a mediados del pasado mes de mayo, en plena primavera. No se trataba del piloto, Pedro B.F., ya que éste entró en prisión a las pocas horas de la muerte del niño.

El agredido tiene 35 años. Esperaba para prestar declaración a las puertas de la Audiencia de Algeciras. Él no era quien conducía la embarcación que acabó con la vida del menor, pero dio igual. Era el propietario. En cuanto le vio, Manuel se fue directo a él y le apuñaló en el pecho. Después logró escapar pero, según fuentes que investigan el caso, los agentes de Policía le localizaron y convencieron a la familia para que el hombre se entregase de buena voluntad. Finalmente, fue detenido.

Meses después de haber presenciado el accidente que acabó con la vida de su hijo, la ira seguía hirviendo dentro de Manuel ‘El Pantojo’. Pese a que Pedro B.F., el conductor de la narcolancha, lleva preso desde el pasado mes de mayo, todo apunta a que el deseo de venganza latía aún dentro del padre del pequeño Manuel. Es la hipótesis más sólida que baraja la Policía Nacional.

Pero hay otra posibilidad, que tendría que ver con posibles deudas relacionadas con el narcotráfico, según apunta el comisario de Algeciras, Luis Esteban. La lancha había sido requisada el pasado 26 de abril, semanas antes del siniestro, cuando navegaba por el río Palmones (Campo de Gibraltar) sin documentación y transportando a bordo gasolina, a modo de surtidor para las embarcaciones más potentes y de mayor envergadura que transportan la droga. De alguno de esos chanchullos relacionados con el tráfico de droga podría venir también la explicación de la agresión.

“Puede ser. O ha enloquecido porque es el dueño de la barca o efectivamente tenían deudas. Cualquiera de las dos cosas puede ser el móvil del ataque”, explica el comisario de Algeciras.

Varios meses buscando venganza

Manuel ‘El Pantojo’ es, según ha podido conocer este periódico, miembro del clan de Los Pantoja, un conocido grupo ligado al narcotráfico en la zona de Algeciras. Se trata también de una persona muy cercana a  Abdellah El Haj, al que apodan el Messi del hachís, uno de los mayores narcos del Estrecho.

Con él sólo rivaliza la banda de los hermanos Castaña, la otra gran organización que opera en la zona y con la que se ha aliado en ocasiones, según fuentes de la lucha contra el tráfico de drogas. En la actualidad, Messi se encuentra en libertad condicional a la espera de juicio tras pagar 80.000 euros de fianza y retornar de Marruecos, donde se encontraba fugado.

Por su parte, el piloto de la lancha -que no el dueño, ahora agredido por el padre del menor que falleció en el accidente- pertenece, según algunas fuentes, al conocido clan de “los Castañas”, dirigido por los hermanos Francisco y Antonio Tejón. De telón de fondo están, por tanto, las dos mayores organizaciones que operan en el Estrecho de Gibraltar.

La víctima sufrió heridas de carácter leve y permanece ingresado en el Hospital Punta de Europa de Algeciras, aunque en las próximas horas podría recibir ya el alta.

El día de la muerte de Manuel, el dueño de la embarcación y ahora agredido por el padre del menor, acudió al depósito del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Algeciras para recoger la narcolancha, que había sido intervenida días antes.

La habían localizado navegando sin documentación y cargada con garrafas de gasolina a bordo para el avituallamiento de otras embarcaciones. El día que fue a recogerla, el propietario no tenía consigo la titulación para pilotarla, así que los agentes no dejaron que se la llevara. Por la tarde, otro hombre con título de patrón, Pedro B. F., acudió con él. Entonces sí se la devolvieron. Esa misma tarde se produjo el accidente.

Manuel padre y su mujer fueron detenidos a principios del mes de junio, varias semanas después de perder a su hijo. Ambos se presentaron, días antes, en la casa de los padres del copiloto de la lancha, quien fue puesto en libertad al día siguiente del suceso.

Les amenazaron e hicieron ademán de entrar en la casa a la fuerza con ganas de iniciar una pelea. Fueron denunciados y posteriormente detenidos de forma preventiva como presuntos autores de los delitos de amenazas y allanamiento de morada. La cosa no pasó a mayores y fueron puestos en libertad con cargos.Por su parte, el piloto fue detenido e ingresó en prisión. La juez le atribuye un presunto delito de homicidio doloso, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Como explicaron fuentes policiales tras los hechos, el piloto perdió el control y embistió a la embarcación de recreo en la que estaba el niño de nueve años, que falleció en el acto por el fuerte impacto. Negaron además que hubiera una discusión previa.