Aberración de un viejo sacerdote con cinco hermanitas sale a la luz

Unas hermanas cuentan el horror que vivieron bajo la sombra de una figura religiosa. Patty tenía 13 años cuando comenzó el abuso, Lara tenía diez años, Teresa tenía unos seis y Carolyn tenía apenas 18 meses. Los abusos, ocurridos en Pensilvania, pasaron desapercibidos hasta que fue arrestado en 1992 por tener fotos de una de las chicas desnuda.

Cinco hermanas denuncian que fueron abusadas sexualmente por el mismo sacerdote católico en la década de los 80 cuando una de ellas tenía solo 18 meses en el programa CBS Evening News.

Cuatro de las cinco hermanas han hablado públicamente sobre los abusos que sufrieron en la ciudad estadounidense de Enhaut, Pensilvania, a manos de Augustine Giella, con el que tenían una relación tan estrecha que le consideraban “como un abuelo”.

Patty tenía 13 años cuando comenzó el abuso, Lara tenía diez años, Teresa tenía unos seis y Carolyn tenía apenas 18 meses. Las chicas dijeron que no entendían lo que Giella les estaba haciendo y que confiaban en él porque era su sacerdote.

La pequeña de las hermanas explica en dicho programa que no se dio cuenta de que había sufrido abusos sexuales hasta que tenía 12 años. “Estaba viendo una película de un sacerdote abusando de monaguillos y ese fue el día en que lo entendí”, afirma. Por su parte, Patty cuenta que Giella le abrazaba constantemente frente a sus hermanas y que intentaba besarla.

Sin embargo, los padres tenían una gran confianza en él y los abusos pasaron desapercibidos hasta que fue arrestado en 1992 por tener fotos de una de las chicas desnuda.

La Iglesia Católica de Estados Unidos está acusada de proteger a 300 sacerdotes, entre ellos a Giella, que abusó de más de 1.000 niños en Pensilvania durante décadas, según un informe judicial.

Fuente EP Mundo La Sexta
Cargando...
Cargando...