Aberrada cedía a sus hijitas por $100 y lo que les hacían estremece

Un arresto por conducir en estado de embriaguez en Panama City, al norte de Florida, llevó al descubrimiento del terrible negocio de una madre de Georgia que dejaba que hombres violaran a sus dos hijas, de 5 y 6 años, a cambio de dinero.

Morgan Anne Summerlin, de 25 años, se declaró culpable de crueldad infantil en primer grado, tráfico de personas con motivos sexuales y persuadir a un menor para propósitos indecentes.

Su sentencia será anunciada el 4 de junio.

Summerlin fue detenida por la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP). La mujer había chocado su auto contra dos vehículos estacionados en un semáforo en rojo el 26 de marzo del año pasado.

Al momento del accidente, tres niños se encontraban en el asiento trasero del carro de la mujer, y uno de los pequeños resultó herido en la cabeza. Se sabe que dos de los niños eran las hijas de Summerlin pero se desconoce la conexión que tenga la mujer con el tercero.

Según FHP, Summerlin venía conduciendo a exceso de velocidad y los agentes notaron que parecía estar bajo los efectos de alguna medicación. Una botella de pastillas de venta con receta médica fue encontrada en una pañalera, de acuerdo con el reporte obtenido por el Panama City News Herald.

Un testigo “indicó que (Summerlin) no parecía estar al tanto de su entorno, hablaba lentamente y murmuraba. Cuando se le preguntó cómo estaba, afirmó que no sabía, ni sabía lo que había ocurrido en el accidente”, según el reporte policial.

Durante el encarcelamiento de Summerlin en Florida por cargos de DUI con daños a la propiedad y de abuso infantil, las niñas fueron puestas bajo la custodia temporal de una persona cuya identidad no fue divulgada.

Fue a este guardián temporal que las hermanas confesaron que un hombre, al que llamaban “Pop”, las tocaba en sus partes privadas y abusó sexualmente de la niña de 5 años, según un comunicado de la Fiscalía del Condado Fulton, en Georgia.

Las hermanas contaron que su madre se quedó esperando en la sala de la casa mientras el hombre llevó a las niñas a su habitación, las besó y las tocó y violó a una de las niñas mientras la otra le masajeaba los pies.

Las hermanas agregaron que después del encuentro el hombre les dio un billete de $100 que su madre les quitó inmediatamente.

“Pop” fue luego identificado por las autoridades como Richard Office, de 78 años. El hombre fue hallado culpable el pasado martes de violación, abuso sexual de un menor de edad, tráfico de una persona para la esclavitud sexual, utilizar a un niño con propósitos indecentes y abuso sexual.

Office fue sentenciado a condena perpetua sin posibilidad de salir bajo fianza, más 146 años de prisión.

Durante la investigación, las autoridades descubrieron la identidad de otro de los hombres que pagaba por los servicios sexuales de las niñas de Summerlin.

Alfredo Trejo fue condenado el 26 de febrero de este año por violación, abuso sexual de un menor de edad, utilizar a un niño con propósitos indecentes, tráfico de personas con motivos sexuales y abuso con agravantes de un niño. Fue sentenciado a 25 años de prisión, seguido por libertad condicional hasta su muerte.

La Fiscalía del Condado Fulton también encausó a Teresa Davidson, abuela de las niñas, por no protegerlas cuando las pequeñas le contaron que estaban siendo abusadas sexualmente.

La abuela se declaró culpable de los cargos y fue sentenciada a un año de prisión, que ya sirvió, y cuatro años en libertad condicional.

“Es difícil imaginar hechos que sean más horribles que los encontrados en este caso” dijo el fiscal Paul L. Howard Jr, de Fulton en un comunicado. “Espero que estas dos niñas de alguna manera puedan sobrevivir a este abuso y convertirse en adultos sanos que puedan llevar una vida productiva y satisfactoria”.

Se desconoce quién tiene la custodia de las niñas en este momento.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...