¡Agárrese! Trump recibe una brutal demanda (Detalles)

La procuradora general de Nueva York en funciones, Barbara Underwood, anunicó una demanda contra la Fundación Donald J. Trump y sus directores, comenzando con el presidente Donald Trump.

En el recurso también se acusa a Donald Jr., Ivanka y Eric Trump, y alega “un patrón de conducta ilegal persistente, que ocurre durante más de una década” de la organización del mandatario.

“Incluye (una) extensa coordinación política ilegal con la campaña presidencial de Trump, transacciones repetidas y deliberadas de autopartida en beneficio de los intereses personales y comerciales del Sr. Trump (el presidente), y violaciones de obligaciones legales básicas para fundaciones sin fines de lucro”, se indicó en un comunicado.

La Procuradora General inició un procedimiento especial para disolver la Fundación Trump bajo supervisión judicial y obtener una restitución de $2.8 millones y sanciones adicionales.

Además se busca impedir que el presidente Trump pueda ofrecer servicios como director de alguna organización en los próximos 10 años y un año para el resto de los implicados y miembros de la Junta Directiva.

Con la soga al cuello

Underwood también envió recomendaciones al Servicio de Recaudación de Rentas (IRS) y a la Comisión Federal Electoral, para que identifiquen posibles violaciones a la ley federal.

Según la demanda, el presidente Trump utilizó los activos de caridad de la Fundación para pagar sus obligaciones legales, para promocionar sus hoteles y otras empresas, y para comprar artículos personales, así como brindar apoyo a la campaña del electoral del ahora mandatario en 2016.

“Nuestra investigación revela (que) la Fundación Trump era poco más que una chequera para pagos del Sr. Trump o sus negocios a organizaciones sin fines de lucro, independientemente de su propósito o legalidad”, dijo la fisca Underwood.

“Esta no es la forma en que las fundaciones privadas deberían funcionar y mi oficina tiene la intención de responsabilizar a la Fundación y sus directores por el uso indebido de los bienes caritativos”.

Entre las pruebas se indica que la organización otorgó “apoyos” de $100,000 dólares a grupos en Iowa días antes del Caucus en esa entidad del 1 de febrero de 2016, como se indica en un correo, del que se compartió una imagen.

“¿Hay alguna forma en que podamos hacer algunos desembolsos esta semana mientras estamos en Iowa? Específicamente el sábado?”, escribió Corey Lewandowski, uno de los principales colabores de campaña del entonces candidato, en enero 29 de 2016 a Allen Welsselberg, de la Fundación Trump.

Corrupción

Aunado a ello, la Fundación realizó al menos cinco transacciones de auto-negociación que se acusan como ilegales, ya que beneficiaron al mandatario o las empresas que él controla.

“Estos incluyen un pago de $100,000 para resolver reclamos legales contra el resort Mar-a-Lago… un pago de $158,000 para resolver demandas legales contra su Club Nacional de Golf en 2008 de un torneo de un solo hoyo; y un pago de $10,000 en una subasta de caridad para comprar una pintura del Sr. Trump que se exhibió en el Trump National Doral en Miami”, se apuntó.

El asunto es que tras esas transacciones, la Fundación pagó impuestos especiales, pero la organización no cubrió esos costos, además de que ninguna de las transacciones fue aprobada por la Junta Directiva.

“La investigación encontró que la Junta existía solo por nombre: no se reunió después de 1999; no estableció una política o criterios para elegir destinatarios de la subvención; y no aprobó ninguna subvención. El Sr. Trump solo tomó todas las decisiones relacionadas con la Fundación”, acusa.

Fuente EP Mundo El Diario de NY
Cargando...
Cargando...