Algo le pasó al chofer del autobús que dejó un reguero de muertos

El chófer del Alsa que se estrelló ayer en Avilés, no es culpable del siniestro. “También es una víctima, porque no hay rodadas en el pavimento, que indiquen que haya tenido un poder de reacción, con lo que todo hace indicar que sufrió una indisposición, que determinarán los sanitarios”. Así lo afirma la Delegada del Gobierno del Principado de Asturias, Delia Losa.

La delegada del Gobierno ha realizado estas declaraciones en la Plaza de España de Avilés ante los periodistas después de asistir a la multitudinaria concentración silenciosa, que ha tenido lugar para homenajear a los cinco fallecidos.

Seis de los quince heridos en el accidente, incluido el conductor, continuan hospitalizados con diferentes pronósticos, de los que dos se encuentran entubados y con ventilación asistida. En la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias hay cuatro heridos, entre ellos el conductor del autobús, Omar L.M., de 40 años, que fue trasladado en helicóptero directamente por las graves amputaciones que sufría.

En la UCI del mismo complejo hospitalario se encuentran ingresadas otras tres mujeres: M.M.A.B., de 62 años; L.E.I.M, de 56 y B.F.F., de 44, con distintos traumatismos. En Gijón, en el Hospital de Cabueñes, también permanece ingresada una joven de 28 años en observación que, según las mismas fuentes, podría ser dada de alta en las próximas horas.

Del resto de los heridos en el accidente, en el que fallecieron tres hombres y dos mujeres, cuatro fueron dados de alta ayer y otros cinco este martes, tras pasar la noche en observación, cuatro de ellos en el Hospital San Agustín de Avilés y otra más en el HUCA.

La Delegada del Gobierno ha arrojado algunos datos de por dónde va la investigación de las causas del accidente. “Si hubiera tenido un despiste, hubiera tenido capacidad de reacción, porque los propios pivotes que fue arrastrando le hubiesen alertado en caso de despiste, lo que indica que en ese momento haya sufrido un problema de salud, que le haya hecho perder el control del autobús”.

“Si hubiera tenido un despiste, hubiera tenido capacidad de reacción, porque los propios pivotes que fue arrastrando le hubiesen alertado”

”La desgracia es que ha sido en esta zona con obras, porque si hubiese pasado en otro sitio, el coche hubiese ido para otro lado, y no hubiese sido tan grande la tragedia, y esto demuestra que la vida a veces es muy injusta”, ha añadido.

Sin embargo, la Delegada del Gobierno no ha querido confirmar que el desfallecimiento del chófer haya sido la causa del accidente. “No lo puedo confirmar, pero la falta de reacción de él en ese tramo, indica que se sintió mal para reconducir el vehículo, y el conductor es una víctima más, por las consecuencias físicas del accidente, y también las mentales que le quedarán, porque le deseo una pronta recuperación de sus heridas”.

Por su parte, el Presidente del Grupo ALSA en Asturias, Jacobo Cosmen, afirmó en Avilés que “aún no podemos confirmar, ni descartar ninguna hipótesis sobre el accidente de ayer”.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...