Algo pasa en la estación del metro destruida en los ataques del 11-S

Pocos días antes del 17 aniversario del trágico ataque contra las Torres Gemelas, una estación del metro de Nueva York que fue destruida  durante los atauques del 11 de septiembre de 2001, fue reabierta.

La estación de Cortlandt Street, de la línea 1, quedó sepultada entre los escombros cuando los edificios del World Trade Center -que quedaban encima- se vinieron abajo después de ser impactados por aviones secuestrados por terroristas de Al Qaeda.

En medio de aplausos y gritos de alegría, los neoyorquinos pudieron utilizar el sábado pasado por primera vez la estación, rebautizada como WTC Cortlandt.

“WTC Cortlandt es más que una estación de metro”, dijo Joe Lhota, presidente de la Autoridad de Transporte Metropolitano. Esta entidad comenzó la reconstrucción en 2015, según el diario New YorkTimes.

“Es un símbolo de la determinación de los neoyorquinos a rehacer su vida y mejorar el lugar del World Trade Center en su conjunto”, consideró.

La estación, que se llamará “WTC Cortlandt” costó 181.8 millones de dólares y presenta un mosaico de la artista Ann Hamilton utilizando palabras de la Declaración de Independencia. Pieza a pieza, un nuevo World Trade Center se ha alzado a su alrededor, incluyendo 1 World Trade Center, que se cierne sobre un área que una vez estuvo en ruinas. Hay otros rascacielos nuevos, un museo y monumento, y el alto Oculus, con sus alas en lo alto del World Trade Center Transportation Hub, que ha sido criticado por su opulencia.

Joseph J. Lhota, el presidente de la autoridad de transporte, agregó que la reconstrucción de la estación había sido un proyecto complejo, que requería trabajar con otras agencias y desarrolladores estatales y municipales para determinar dónde se ubicarían los nuevos edificios antes de que siquiera pudieran comenzar, para planear las entradas del metro.

“Recuerden, hubo mucha construcción. Estas entradas habrían estado en el medio de los sitios de construcción donde había grúas y todo eso. La seguridad es una de las cosas más importantes que enfrentamos todos los días aquí”, dijo.

Los atentados del 11 de septiembre causaron la muerte de cerca de 3,000 personas, la mayoría en Manhattan. La catástrofe derivó una larga guerra en Irak y Afganistán, que hasta la actualidad siguen afectadas por conflictos violentos.

Fuente EP Mundo Azteca América
Cargando...
Cargando...