Saltar al contenido
12
Oct

Alto funcionario del Partido Comunista es juzgado por recibir sobornos

Actualizado: 12/10/2018 12:52

Un exjerarca que pasó por varios puestos de gobierno y del Partido Comunista entre 1993 y 2017, será juzgado por recibir sobornos de un magnate petrolero que se encuentra desaparecido.

En la cúspide de su carrera, Wang Sanyun era jefe del PCCh en la provincia de Gansu. Pero cayó en desgracia por corrupción.

Sanyun fue juzgado en un tribunal ubicado en la ciudad de Zhengzhou. La acusación, de la que se declaró culpable luego de que le presentaran las pruebas, es haber recibido sobornos a cambio de beneficiar a particulares, según informa la agencia Xinhua.

En concreto, hay evidencias de que favoreció a un gran número de individuos y de empresas de manera directa, o a través de sus colaboradores, para que pudieran comprar acciones de bancos o conseguir contratos de obras públicas. En total, habría recibido sobornos por un valor estimado en 66,85 millones de yuanes (9,65 millones de dólares).

Entre las novedades más salientes del juicio, se destaca la revelación de que uno de los empresarios que lo financió fue Ye Jianming, expresidente del conglomerado energético CEFC China Energy, que está desaparecido desde marzo.

Ye Jianming, el magnate petrolero desaparecido desde marzo.

Justo antes de que se desvaneciera, el diario económico chino Caixin publicó una nota en la que informaba que Jianming estaba siendo objeto de investigaciones por presuntos delitos de naturaleza económica, sin dar demasiadas precisiones.

El tribunal que juzga a Sanyun sostuvo que ayudó a CEFC Shanghai, subsidiaria de CEFC China, a comprar acciones del Banco de Hainan. También afirmó que intercedió en favor de CEFC Hainan, otra subsidiaria, para que obtuviera una línea de crédito por 4.800 millones de dólares del China Development Bank.

En septiembre del año pasado, la compañía de Jianming había anunciado la compra del 14,16% del capital de la petrolera Rosneft, una participación que estaba en manos de la multinacional de materias primas Glencore y del Fondo Soberano de Qatar, por 9.100 millones de dólares.

Tras la publicación de la noticia sobre la investigación en torno a Ye, las acciones de CEFC China Energy, que cotizan en la bolsa continental de Shenzhen, se desplomaron.