Angustiosa petición de una inmigrante con cáncer terminal

La inmigrante Gloria Barrera tiene cáncer terminal. El viernes la mujer pidió al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) clemencia para que se suspenda su deportación y la dejen morir con su familia en Chicago.

“Pido clemencia y justicia para poder morir junto a los míos”, dijo la mujer de 54 años en una conferencia de prensa realizada frente a las oficinas de ICE), en el centro de la ciudad.

Tiene cáncer de ovario que no fue tratado a tiempo y los doctores le han dado menos de un año de vida.

Barrera informó que sus esposo, tres hijos y siete nietos viven en el área de Chicago, y ella es la encargada de cuidar de sus nietos, uno de ellos tiene una enfermedad.

Barrera llegó a Estados Unidos en 1984 y fue deportada a México hace cinco años, cuando su tarjeta de residente (“green card”) fue revocada por un antecedente de robo.

Su abogado, Christopher Elmore, dijo durante la rueda de prensa que Barrera fue mal asesorada.

En México fue secuestrada por traficantes de personas, que le cobraron rescate, y de regreso a Estados Unidos fue detenida por ICE, que la dejó en libertad bajo fianza.

Según declaró Barrera, durante su detención en un centro de inmigración comenzó a sentir dolores en la parte inferior del abdomen, pero los guardias ignoraron sus quejas.

Su abogado pidió la suspensión de la deportación debido a su condición a la que se espera que ICE responda la próxima semana.

Fuente EP Mundo Azteca América
Cargando...
Cargando...