Arreaza quedó en evidencia al descubrirse una de sus mentiras en la OEA

El miembro de la Red Médicos por la Salud Julio Castro negó este martes que las potenciales epidemias, que mantienen el país en alarma sanitaria como la malaria, difteria, tuberculosis y sarampión, no se propagaron a consecuencia de la escasez de vacunas debido a las sanciones económicas aplicadas por la comunidad internacional al Gobierno venezolano, como lo asegurara el canciller, Jorge Arreaza, durante la plenaria de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En este sentido, durante una entrevista ofrecida a la cadena radial Circuito Éxitos, explicó que el problema no radica en la escasez de vacunas sino a la falta de planificación y coordinación del Gobierno, al asegurar que utiliza también los programas de salud con fines políticos, acción que imposibilita al ciudadano común el acceso a las mismas.

“Las vacunas las hay porque la Organización Panamericana de la Salud (OPS) las ha ido enviado. No es un problema de disponibilidad sino de logística del Gobierno (…) qué casualidad que las empezaron a sacar antes de las elecciones casualmente”, manifestó Castro, quien explicó que debido a la crisis económica que atraviesa el país, las vacunas sí llegan a Venezuela y se obtienen a través del Fondo Rotario de la OPS.

Explicó que el Fondo Rotario es un mecanismo de cooperación solidaria mediante el cual se compran las vacunas, jeringas y suministros afines, en nombre de los Estados Miembros participantes y aseveró que ni la falta de crédito del Estado venezolano ha impedido el abastecimiento de dichos insumos en los últimos años.

Venezuela llegó al límite de crédito y la única forma que encontró la OPS fue el aumento de ese crédito (…) además de eso las epidemias comenzaron en enero de 2017 y las sanciones que ellos dicen comenzaron a aplicarse en julio de 2017”, acotó el galeno.

Fuente EP Mundo Caraota Digital
Cargando...
Cargando...