Asesina hizo una macabra parrillada con los restos de su amante

Una mujer de Estados Unidos sospechosa de ser una asesina en serie podría haber servido los restos de una de sus víctimas a sus vecinos durante un barbecue, según un documental sobre el caso que se transmitirá los próximos 27 y 28 de mayo.

Los amigos y la familia de Kelly M. Cochran también les dijeron a los creadores del documental “Dead North” que creen que la mujer de 35 años puede tener hasta nueve víctimas más, cuyos cuerpos presuntamente enterró en varios estados del país, de acuerdo con IndyStar.

Cochran fue condenada a 65 años de cárcel el pasado 18 de abril tras admitir que en el 2016 asfixió a su esposo, Jason Cochran, después de inyectarle heroína en venganza por la muerte de un amante de la mujer.

Ella ya estaba tras las rejas por el asesinato y desmembramiento de su amante, Chris Regan, en Iron River, Michigan, en 2014.

La desaparición de Regan no se resolvió hasta que la muerte de Jason Cochran en Hobart, Indiana, levantó las sospechas de los investigadores.

El programa “Investigation Discovery” sigue el caso desde la perspectiva de Laura Frizzo, jefa de policía de Iron River, según un comunicado de prensa.

Al enterarse de que Jason Cochran había fallecido, Frizzo se sintió inicialmente devastada, pensando que había perdido un posible testigo de la muerte de Regan, hasta que los investigadores de Indiana informaron que la muerte de Cochran fue un asesinato, no una sobredosis.

Cochran huyó, pero finalmente fue arrestada en Kentucky en abril del 2016 y llevada a juicio en Michigan. La condenaron por matar a Regar y la sentenciaron a cadena perpetua el 10 de mayo de 2017. Casi un año después fue llevada a juicio por el caso de su ex esposo y se declaró culpable del asesinato.

Los fiscales argumentaron que, la noche en que se casaron, los Cochrans se prometieron mutuamente que si alguna vez había infidelidad matarían al amante, según el Chicago Tribune.

Confesiones

Kelly Cochran dijo durante el juicio que “pensó que era una broma”.

En 2014, sin embargo, Kelly aplicó esa promesa al llevar a Regan, su amante, a su casa de Michigan, donde Jason le disparó, según los documentos judiciales.

La pareja luego cortó el cuerpo de Regan y enterró sus restos en bolsas en el bosque, de acuerdo con los documentos. Durante su juicio en Indiana, Cochran admitió haber asesinado a su esposo, diciendo que lo hizo por venganza por la muerte de su amante.

El hermano de Cochran, Colton Gaboyan, sospecha que su hermana podría ser una asesina en serie. Frizzo, la jefa de policía, también cree que el caso no está cerrado, incluso si el estado de Indiana no puede legalmente acusarla de más asesinatos debido a su acuerdo de culpabilidad. La incesante persecución del caso afectó la carrera de Frizzo.

“El administrador de la Ciudad relevó a Frizzo de sus deberes justo cuando Kelly admitió tener otros ‘amigos’ enterrados en Indiana, Michigan, Tennessee y Minnesota”, dice el comunicado. “Sin embargo, las identidades y ubicaciones específicas de estos cuerpos siguen siendo un misterio hasta el día de hoy”.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...