Asesinó a su hija en Halloween en un sótano tras un año de tortura

Escogió la fecha más macabra del año para acabar con la vida de su hija, a la que sometió a maltratos durante meses. Ciara Robinson, de Pensilvania, asesinó a su niña de cinco años empujándola por las escaleras el día de Halloween, tras casi un año de ocultar las brutales golpizas que le daba.

La mujer de 25 años, es acusada de asesinato en tercer grado y agresión con agravantes en la muerte de Amatulah McLaughlin, informó la oficina del fiscal de distrito del condado de Chester.

La madre se enojó con la pequeña Amy y la empujó por las escaleras que llevan al sótano, de una altura de 8 a 9 pies.

La Policía de Parkesburg fue llamada a la calle Walnut Street el 31 de octubre, pero cuando los agentes llegaron encontraron a Amy muerta.

La cabeza de la niña golpeó fuertemente contar el concreto y murió de un traumatismo craneoencefálico. La autopsia también reveló que tenía un hematoma subdural agudo y el cerebro extremadamente inflamado.

Tras provocar la muerte de su hija, la mujer le llamó a un amigo y le dijo: “La golpeé (a la niña). Ella no se despertará… voy a ir a la cárcel”, destaca el canal local de CBS.

Pero el médico forense descubrió que no era la primera ocasión en que la mujer golpeaba a su hija. El pequeño cuerpo de Amy tenía huellas de que había sido golpeada constantemente desde hace tiempo, tenía contusiones, cicatrices, heridas punzantes y marcas en sus brazos, piernas y espalda.

“Esta niña fue severamente abusada, culminando con su muerte. Ningún niño debería tener que vivir así”, dijo el fiscal de distrito del condado de Chester, Tom Hogan.

Las autoridades dicen que Robinson había estado golpeando a su hija al menos desde noviembre de 2017.

“Cuando miro las fotografías de esta niña, lo que veo es que a menudo está en ropa que se cubre hasta las muñecas y los tobillos”, explicó Hogan.

El fiscal detalló que muchos abusadores hacen lo mismo para evitar ser descubiertos y que esta madre procuró golpear a su hija en los lugares menos visibles, hasta que finalmente la mató.

Robinson tenía otro hijo, un niño de dos años que resultó ileso y está bajo custodia de servicios infantiles.

Fuente EP Mundo Noticias Ya
Cargando...
Cargando...