Saltar al contenido
18
Ene

Así usaron los recursos del Estado para el sepelio de Heyker Vásquez

Actualizado: 18/01/2018 11:39

Funcionarios de la FAES, adscrita a la Policía Nacional Bolivariana, del Cicpc, así como grupos de colectivos del 23 de Enero y allegados que trasladaron en unidades de Buscaracas asignadas al Despacho de la Presidencia, según se leyó en un cartel, acompañaron la carroza fúnebre que llevó hasta el Cementerio del Este el cuerpo de Heyker Leobaldo Vásquez Ferrara, líder del colectivo Las Tres Raíces, uno de los más poderosos de la parroquia 23 de Enero, que murió en la operación policial que terminó con la vida del ex inspector del Cicpc Óscar Pérez y seis integrantes de su grupo.

La salida del cortejo, que pasó por Catia, estuvo precedida de varias ráfagas de disparos al aire, un rito que emplean también las bandas criminales para rendir honores a sus jefes caídos, y que ensordecieron a los vecinos del bloque 40 de la zona E donde velaron a Vásquez el martes en la noche.

“Así homenajean al líder del colectivo”, señaló una usuaria de la red social al referirse a la cantidad de detonaciones de armas de fuego, a pesar de que la Ley para el desarme y control de armas y municiones, en su artículo 26, prohíbe la exhibición y uso de las armas de fuego en situaciones diversas, como por ejemplo en reuniones o manifestaciones públicas.

En el trayecto por la autopista Francisco Fajardo, motorizados encapuchados, vestidos de negro y con motos de alta cilindrada y cauchos nuevos, cerraron el tránsito al pie del distribuidor Jardín Botánico, lo que causó fuerte congestionamiento y quejas de conductores.

Un hombre intentó tomarles fotografías desde una moto, pero varios de los acompañantes de la caravana lo observaron y lo golpearon para evitar que capturara las imágenes, confirmó una fuente policial. No se reportaron otros incidentes.

En el camposanto, en el este de Caracas, autobuses del Despacho de la Presidencia, motorizados, patrullas policiales y carros particulares, transitaban mientras los usuarios del cementerio los veían a todos circular hacia la parcela 33 donde fue sepultado y donde aparcaron los allegados al cabecilla de Las Tres Raíces.

Con más disparos al aire sepultaron al líder del colectivo que coincidencialmente lleva uno de los apellidos del supervisor jefe de la PNB adscrito a la FAES, Andriun Domingo Ugarte Ferrera, que murió en el mismo procedimiento, según el ministro Néstor Reverol que omitió los nombres de los integrantes del colectivo que también murieron en el suceso. De acuerdo con la minuta de la PNB que informó acerca de los hechos, Ugarte Ferrera fue identificado también como Andreu Garate y no portaba cédula de identidad.

Además, Ugarte Ferrera y Heyker Vásquez vivían y votaban en el mismo centro electoral, en el 23 de Enero.

El entierro, que transcurrió con normalidad, duró dos horas.

Un integrante del movimiento Resistencia, que estuvo en contacto telefónico con Pérez al comienzo de los hechos del lunes, declaró al diario Nuevo Herald, de Miami, que el ex funcionario trató, a gritos, de negociar su entrega con el mayor de la Guardia Nacional Bolivariana que comandaba las fuerzas que lo tenían rodeado.

“[Pérez] me dijo que había sido el mismo mayor el que les anunció que no iban a tomar a nadie con vida. ‘No vamos a negociar; la orden es de matarte’, eso fue lo que le dijo”, relató la fuente, quien habló bajo condición de anonimato por temor a represalias. “Se despidió y me dijo que tenía que irse porque necesitaba guardar batería y grabarlo todo”, agregó.

Invisibilizado por la PNB

En la minuta informativa elaborada por las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB no se reflejó el nombre del líder del colectivo del 23 de Enero Las Tres Raíces ni el de sus acompañantes. Heyker Vásquez Ferrara no apareció en ella, como tampoco fue mencionado por el ministro Néstor Reverol cuando informó acerca de los acontecimientos y de los muertos durante la operación contra el ex funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Óscar Pérez.