Saltar al contenido
6
Jul

Atrapan a pervertido escurridizo gracias a un vestido

Actualizado: 06/07/2018 13:00

Agredió sexualmente a tres mujeres, y luego se mudó. Pero su rastro en el vestido de una de sus víctimas lo delató.

Un hombre de 26 años acaba de ser detenido y enviado a prisión como presunto autor de tres agresiones sexuales cometidas en la misma calle de Lugo hace más de año y medio, a finales de 2016. Aunque la Policía Nacional ya le había investigado en su momento, no existían pruebas concluyentes contra él, de modo que no había podido atribuírsele la autoría de los hechos. Ahora, una prueba de ADN ha permitido su arresto.

Los investigadores de la Comisaría de Lugo nunca dejaron la investigación y le siguieron la pista a este joven, que por aquel entonces vivía temporalmente en la ciudad gallega, pero luego regresó a Benidorm. En los últimos días tuvieron conocimiento de una detención contra él y de que pasó a tener antecedentes y existían pruebas de ADN, de modo que compararon su perfil genético con los restos guardados de aquellos delitos y pidieron su detención.

Fuentes policiales indican que el joven fue detenido en la localidad alicantina, pero por petición de los agentes de Lugo, que ahora dan por resultas tres agresiones sexuales que en su día generaron gran alarma social en la ciudad. Todas se habían producido en la misma zona, Aguas Ferreas, en un período de tiempo de menos un mes y el autor siguió el mismo modus operandi.

La investigación dio comienzo a raíz de la denuncia de una mujer que puso en conocimiento de los agentes que había sido agredida sexualmente en un portal, tras ser abordada por la espalda por un desconocido. A esta primera denuncia se sumaron otras dos agresiones que no llegaron a consumarse, todas con características similares.

Gracias a los datos aportados por las víctimas los investigadores consiguieron obtener una precisa descripción del presunto autor de los hechos y en su día le identificaron, pero no lograron reunirse pruebas policiales para confirmar esas sospechas. Además, él, ante la presión policial, abandonó la localidad.

El vestido

En su momento, la Policía Local había recogido vestigios biológicos del vestido de una de las víctimas que apuntan a un perfil genético que estaba guardado, pero no se había podido comparar con el del sospechoso, pues carecía de antecedentes policiales. Tras una nueva dentención en Benidorm por otro delito ajeno a estos hechos, se le tomaron muestras de ADN.

Esas muestras de ADN del vestido de la víctima resultaron claves, pues los agentes especializados de la Policía Nacional pudieron cotejar dichas muestras biológicas y lograron establecer la conexión con las agresiones sexuales de Lugo. El hombre fue detenido de forma inmediata y, tras pasar a disposición judicial, se ordenó su ingreso en prisión provisional.