Saltar al contenido
23
Jun

¡Atroz! Lo matan delante de sus hijitos y uno de ellos corrió con mala suerte

Uno de los cuerpos que ingresaron a la morgue Bello Monte durante el fin de semana pertenece a Franklin Jesús Coronado Paz, de 26 años. EL hombre fue cruelmente baleado frente a sus hijos de 8 y 6 años, siendo este último herido al recibir un impacto en su brazo.

El suceso se registró el jueves a las 8:30 pm frente a su casa, en un sector de Lídice en la parroquia La Pastora. Coronado Paz llegaba a su residencia en su auto Chevrolet Swift, luego de visitar a su madre que reside en Los Flores de Catia. Cuando estacionaba el carro fue atacado a tiros que lo impactaron en el pecho porque decidió servir de escudo para que los proyectiles no alcanzaran a sus hijos; no obstante, uno fue herido. Aparentemente le dispararon desde un auto color gris.

Cuando los familiares y vecinos escucharon las detonaciones salieron a la calle y hallaron a Coronado Paz muerto en forma instantánea y al pequeño herido, a quien trasladaron a un centro asistencial de la zona.

Los familiares de la víctima manifestaron que Coronado no confrontaba problemas con nadie, pues era muy solidario con sus vecinos. Era mecánico de motos y compartía su trabajo con uno de sus dos hermanos. Además de los niños de 8 y 6 años de edad, Coronado Paz también tenía una hija de 10 años de edad.

Funcionarios del Eje Oeste de la División contra Homicidios del Cicpc acudieron al sitio del suceso para levantar el cadáver, practicar una primera inspección, así como trasladar el vehículo al estacionamiento de la Subdelegación Simón Rodríguez para ser objeto de experticias. Una vez que le practiquen la autopsia y le extraigan los proyectiles estos serán sometidos a experticias de comparación balística.

Los familiares de Coronado Paz fueron citados para entrevistarlos, así como vecinos de la zona para determinar si alguno vio detalles del auto desde el cual le dispararon al mecánico.

En Coche. A Deivis Javier Rodríguez Rodríguez, de 24 años de edad, lo hirieron de 15 tiros el jueves y lo lanzaron a la autopista Valle-Coche. Una comisión de Polinacional lo recogió y lo llevó al hospital de la zona donde murió. Posteriormente lo llevaron a la morgue de Bello Monte.

Rodríguez era nativo del estado Lara y llevaba dos años en Caracas donde trabajaba como mesonero. Dejó un hijo. Los familiares que llegaron a la morgue expresaron que tenían poco contacto con él y desconocen el móvil de lo ocurrido. El Cicpc asumió la pesquisa.