¡Bajo control! Incendio devastador abarca una gran zona en Portugal

El incendio de la región portuguesa del Algarve, en el sur del país, sigue activo aunque desde las últimas horas la situación es “más estable”, informó la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC), entidad que coordina la extinción.

Patrícia Gaspar, responsable de la ANPC, aseguró en rueda de prensa que la pasada noche estuvo marcada por un fuerte viento que “complicó” las labores de extinción y elogió el “enorme esfuerzo” que están desarrollando los cientos de efectivos desplegados.

El incendio se declaró el pasado día 3 de agosto por la tarde y ha arrasado entre 15.000 y 20.000 hectáreas.

Los dos focos más preocupantes del incendio se encuentran en el término de Fóia -comarca de Monchique- y en los pueblos de Pinheiro Granado y Pedreira, ambos en el concejo de
Silves.

En cuanto a las labores de extinción, uno de los objetivos es el de “consolidar el trabajo hecho” hasta el momento, con el fin de controlar las reactivaciones, ya que el viento
podrá alcanzar en la zona velocidades de hasta 40 kilómetros por hora.

Las autoridades también pretenden anticiparse a la posible llegada del fuego a las poblaciones, de ahí que algunas localidades hayan sido desalojadas como medida preventiva.

Sobre el terreno trabajan 1.433 bomberos apoyados por 447 vehículos terrestres de extinción.

Además, hay una decena de medios aéreos, entre ellos dos aviones españoles, que se irán incorporando a las labores de extinción según avance la jornada, ya que en algunas zonas hay turbulencias que impiden la presencia aérea.

El número de personas desalojadas ha descendido en las últimas horas, desde las 250 personas que ayer estaban fuera de sus hogares a las 181 de hoy.

La mayoría están alojadas en un pabellón de la localidad de Portimão, mientras que otros ya han encontrado alojamiento en casas de familiares.

El balance de heridos es de 32 personas, todos leves salvo una mujer de 72 años que sufrió quemaduras graves.

La voracidad de las llamas de este incendio ha sido tal en algunos momentos que, según Gaspar, hubo momentos en que la evolución del incendio sobrepasó la capacidad de combate.

Las autoridades lusas pretenden avanzar lo máximo posible en la extinción hasta las tres, hora en que las condiciones serán más adversas y, por tanto, favorables al avance de las llamas.

Fuente EP Mundo 800 Noticias
Cargando...
Cargando...