Banquero europeo está metido hasta el cuello en el desfalco de Pdvsa

La Fiscalía lusa investigaba desde el año 2015 las relaciones del llamado Universo Espírito Santo y Venezuela, donde también operaba el BES.

El Banco Espírito Santo (BES) y su ex presidente Ricardo Salgado están siendo investigados por supuesto desvío de fondos de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por 3.500 millones de euros.

Salgado y el BES estarían implicados en una investigación internacional, en la que ya han participado autoridades de Estados Unidos, España y Venezuela, sobre la desaparición de 3.500 millones de euros de las cuentas de Pdvsa entre 2007 y 2012.

Parte de ese dinero habría pasado por cuentas del BES Madeira, el BES Luxemburgo, el Banque Privée Espírito Santo (Suiza) y el Espírito Santo Bankers (Dubai), según la investigación, que llegó a Portugal el pasado mes de enero.

En el mismo mes de enero, el exjuez español Baltasar Garzón estuvo en Lisboa en calidad de abogado de pdvsa para pedir informaciones a la Fiscalía portuguesa sobre los procesos judiciales que afectan al BES y al Grupo Espírito Santo.

La Fiscalía lusa investigaba desde el año 2015 las relaciones del llamado Universo Espírito Santo y Venezuela, donde también operaba el BES.

El BES era el mayor banco privado de Portugal hasta que fue intervenido en agosto de 2014 tras anunciar pérdidas millonarias.

Según las investigaciones conocidas hasta ahora, el BES fue utilizado para tapar la crítica situación financiera del Grupo Espírito Santo -que incluía diferentes actividades de negocio, desde seguros hasta agricultura y turismo, pasando por el sector financiero- y acabó por ser arrastrado por la caída de este conglomerado empresarial.

Tras el escándalo, el Banco Espírito Santo pasó a ser el Novo Banco, que incorporó a todos los empleados, sucursales, depósitos, clientes de crédito y tenedores de bonos senior de BES.

Fuente EP Mundo La Patilla
Cargando...
Cargando...