Saltar al contenido
1
Oct

Bill Cosby: De su mansión a una celda diminuta de máxima seguridad

Actualizado: 01/10/2018 7:23

El legendario comediante Bill Cosby está encerrado desde el pasado miércoles en una habitación totalmente diferente a cualquiera de las de su mansión de Filadelfia: una rígida celda de 3 por 4 metros dentro de un sector de máxima seguridad del Instituto Correccional Estatal de Phoenix, tras la condena por violar a una mujer.

El actor de 81 años se convirtió el martes en el primer sentenciado a prisión en la era #MeToo por la violación de Andrea Constand. El actor señalado por el abuso de medio centenar de mujeres a lo largo de décadas, fue condenado a entre tres y 10 años en prisión. Cosby pasó su primera noche en una celda del Instituto Correccional Estatal de Phoenix, como recluso No. NN7687. Está encerrado sólo, en una celda individual en una unidad adyacente al centro médico de la prisión.

“El objetivo final sería integrarlo a la población general” del penal, dijo la portavoz del Departamento de Correccionales de Pensilvania, Amy Wordon. “Estará allí mientras determinamos para qué programas es elegible”, agregó.

La prisión en la que está encerrado, de 3.830 camas, abrió sus puertas el 9 de julio pasado y está considerada una “instalación de vanguardia”, según un artículo publicado recientemente.

Cuenta, entre otras cosas, con una capilla no confesional, más de 30 aulas para capacitación vocacional y educativa, una barbería, una biblioteca recreativa, un programa de artes decorativas y un gimnasio.

Allí Cosby podrá tomar clases de carpintería, servicios de restaurante y operaciones de almacén, además de asistir al tratamiento de delincuentes sexuales, a lo que está obligado a ser sometido como parte de su condena.

“Obviamente, tendríamos en cuenta la condición física de un recluso, su condición mental. Pero la mayoría de la gente quiere ganar un poco de dinero”, agregó Wordon sobre el trabajo de Cosby. “Depende totalmente de él”, aseguró.

Cuenta, entre otras cosas, con una capilla no confesional, más de 30 aulas para capacitación vocacional y educativa, una barbería, una biblioteca recreativa, un programa de artes decorativas y un gimnasio.

Allí Cosby podrá tomar clases de carpintería, servicios de restaurante y operaciones de almacén, además de asistir al tratamiento de delincuentes sexuales, a lo que está obligado a ser sometido como parte de su condena.