Bomberos descubren un horrendo crimen tras apagar un incendio

Mary Bonneville, de 70 años, fue encontrada muerta por bomberos de Key Largo la noche del 21 de octubre después que sofocaron las llamas de su casa de Ponce de Leon Boulevard, en la milla 102.2, detrás del local de Veterans of Foreign Wars.

Según los detectives, Bonneville tenía heridas en el cuerpo que no se las causaron las llamas. Poco después, las autoridades determinaron que se trató de un homicidio.

Judy Olson, directora de operaciones del Departamento Forense del Condado Monroe, dijo que el reporte de la autopsia de Bonneville aún no está completo, de modo que la forma en que fue asesinada no se ha dado a conocer.

Bonneville visitaba con regularidad el bar VFW, donde casi todas las noches pasaba cuatro horas bebiendo cerveza y jugando playing videojuegos de póquer, dijeron amigos y empleados del VFW.

La noche que la mataron, su rutina fue la misma. Llegó al bar aproximadamente a las 4 p.m. y se fue cerca de las 8:30 p.m. Como vivía, a solo una cuadra de distancia, esa noche, como solía hacer, Bonneville regresó a su casa caminando.

Becky Herrin, portavoz de la policía del Condado Monroe, dijo que hasta el momento no se ha arrestado a ningún sospechoso en el caso, y que los detectives siguen analizando las pistas.

“Cualquier persona que tenga información sobre lo sucedido debe llamar a la policía de Monroe. Las personas que quieran permanecer anónimas pueden llamar a Crime Stoppers de los Cayos de la Florida”, dijo en un correo electrónico.

“El teléfono de Crimestoppers es el 800-346-TIPS. Las llamadas pueden hacerse de forma anónima ppor internet visitando www.P3tips.com/139”.

Dos días después del crimen, el caso dio un nuevo giro cuando los detectives arrestaron a un hombre de Key Largo, Eddy López Jemot, de 50 años, cuya novia, Magdalena Soutelo Rodríguez, dijo que López Jemot la amenazó con apuñarla y quemarle la casa. De acuerdo con Soutelo Rodríguez, Jemot se jactaba de que en el pasado había matado a personas y quemado sus casas.

Soutelo Rodríguez le dijo a los detectives que Jemot le dijo: “Te voy a quemar la casa para que sepas lo que se siente”. De igual modo, dijo, Jemot la amenazó y le dijo que le “iba a cortar la cabeza”.

Jemot fue acusado de allanamiento de casa a mano armada y de agresión con un arma mortal. En la actualidad está en la cárcel de Monroe, con una fianza $100,638. Su próxima comparecencia en corte será el 3 de marzo en la corte de Plantation Key.

La policía no dijo si ambos casos tenían relación entre sí.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...