Saltar al contenido
6
Jul

Borracho desquiciado culpó a su perro de una desgracia

Actualizado: 06/07/2018 12:47

Cuando llega el momento de salvarse el cuello las excusas más impresionantes pueden llegar. Un hombre de Florida fue arrestado por presuntamente conducir borracho en la autopista I-95 en las afueras de Port St. Lucie, con una botella de ron en el asiento del pasajero.

Pero fue su inusual reacción lo que dejó boquiabierto a dos agentes de la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP).

Scott Allen Garrett, de 56 años, fue detenido por dos agentes que notaron que el hombre estaba conduciendo erráticamente su Nissan, zigzagueando entre los carrilles, encendiendo y apagando las luces interiores y a unas 55 millas por hora, unas 15 millas por hora menos que el límite de velocidad de la autopista.

De acuerdo con el reporte policial, el agente notó de inmediato el olor a alcohol que emanaba del vehículo, así como una botella Sailor Jerry Spiced Rum de 92 grados en el asiento del pasajero.

Sin control

El patrullero indicó además en el reporte de arresto que Garrett pasó varios minutos intentando conseguir su licencia de conducir, pese a que tenía la billetera a la mano y a simple vista.

“A veces parecía que se le olvidaba qué era lo que estaba buscando y se distraía”, menciona el informe del arresto.

Cuando el patrullero le preguntó cuántas bebidas alcohólicas había tomado, el hombre respondió “un montón”. Según el reporte policial, Garrett le contó al patrullero que había estado en casa de su novia hasta que empezaron a discutir sobre su perro. Entonces el hombre afirmó que él no había estado conduciendo, sino que su perro lo estaba haciendo por él.

Pero el informe destaca que no había otro pasajero, ya sea humano o canino, en el automóvil con Garrett. Garrett fue encausado por no manejar dentro de un carril, poseer un recipiente abierto con alcohol y conducir bajo la influencia. Debe presentarse en una corte del Condado Martin el 30 de julio.