Botaron un cadáver frente a un hospital (Foto fuerte)

El cadáver de Antony Miskel Ochoa Díaz, de 23 años, quedó tirado sobre el asfalto frente a la entrada de la Emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda en Barquisimeto, estado Lara. Fue tiroteado en otro sector, quedó malherido y unos motorizados lo auxiliaron, pero falleció antes de llegar al centro de salud, por eso lo dejaron abandonado en la calle y huyeron.

Ochoa, quien se ganaba la vida como cauchero, recibió múltiples disparos de escopeta en el tórax a las 5:00 de la mañana de este viernes en el sector La Victoria de esa entidad.

Tras el tiroteo, unos motorizados lo auxiliaron con la intensión de llevarlo al centro de salud para que le salvaran la vida, pero cuando llegaron estaba muerto. Los sujetos lo abandonaron sobre el asfalto y se fueron.

Las personas que se encontraban en el lugar comenzaron a gritar, alertando a los funcionarios de seguridad y al personal médico, cuando llegaron al sitio se percataron de que estaba muerto.

Minutos después llegaron al sitio los parientes de la víctima, aseguraron desconocer a las personas que lo llevaron hasta el centro asistencial.

Funcionarios de la policía científica hicieron el levantamiento del cadáver.

De acuerdo con lo reseñado por La Prensa de Lara, el occiso estuvo preso en el Retén de Menores de El Manzano por robo agravado, cuando tenía 15 años se evadió del centro de detenciones, cuando cumplió la mayoría de edad fue recapturado. Estaba libre desde hace aproximadamente dos años.

Fuente EP Mundo Caraota Digital
Cargando...
Cargando...