Saltar al contenido
13
Oct

¡Cacería! Cinco funcionarios del DIEP estarían vinculados a la muerte de Benito Cobis

La muerte del comisario Benito Cobis en días pasados desencadenó una profunda investigación en el cuerpo policial que mantiene un un ambiente tenso y de incertidumbres.

Las requisas realizadas a las viviendas de cinco funcionarios de la Diep-Zulia, las inspecciones a las armas de reglamentos que portaban y el detonante final el rastreo a sus teléfonos celulares, tal y como lo había anunciado el gobernador Omar Prieto, la noche del pasado jueves cuando anunció el proceso de intervención del organismo, serían los elementos necesarios para conseguir entre los 360 uniformados que hacen labor en el referido organismo, unos posibles sospechosos en la muerte del comisario Benito Cobis y su escolta José Rodríguez.

Se conoció que los uniformados aparentemente involucrados en el caso fueron llevados, algunos desde sus hogares, y otros de la dirección del Diep, donde se encontraban recogiendo algunos documentos, por funcionarios del Servicio Bolivariana de Inteligencias Nacional (Sebin) hasta la sede de la policía científica en el Zulia, ubicada vía al aeropuerto La Chinita, donde fueron interrogados por un equipo multidisciplinario de la policía científica.

Los detalles del interrogatorio y los posibles elementos que vinculen a los uniformados en este caso que ha sido muy comentado en la colectividad zuliana, no han sido detallados, y mucho menos confirmada sus privaciones de libertad, por los altos funcionarios ligados a las averiguaciones, como es el caso del comisario Douglas Rico, director nacional del Cicpc, quien es el encargado de dirigir el proceso tal y como lo ordenó el ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Un funcionario de alta jerarquía dentro del CICPC-Zulia sentenció que en las próximas horas podrína convocar a una rueda de prensa que brindará el comisario Rico, quien ofrecerá los avances que permitan dar con todos los responsables de las muertes de los funcionarios que han sido considerados con unas trayectorias policiales intachables.

Se espera que en las próximas horas voceros policiales o gubernamentales se pronuncien para saber qué grado de participación tendrían estos funcionarios que aún permanecen en el CICPC, hasta lo que se conoce, bajo calidad de interrogados.

Lupa investigativa en marcha

Los avances en el caso se desarrollan desde la noche del pasado jueves, cuando en rueda de prensa el gobernador del Zulia, Omar Prieto Fernández anunciara la intervención del organismo y la investigación de cada uno de sus funcionarios.

“Cuando asesinan a un hombre y una mujer lo primero que se investiga es el entorno y eso es lo que se está haciendo”, afirmó el gobernante, quien ordenó al general Ramírez Cáceres, director del Cpbez, ponerse al frente del organismo que mantiene el cese de sus funciones hasta que el caso sea esclarecido en su totalidad.

Hasta el día de hoy han transcurrido 9 días de la muerte del comisario Cobis y su escolta, quienes fueron asesinados el pasado jueves cinco de octubre. Sus cuerpos fueron hallados al día siguiente en el sector Monte Pio, dentro de un carro, color blanco, marca Orinoco que recientemente le habían asignado al alto funcionario.

Desde ese entonces el hermetismo, el silencio, y los procedimientos quedaron truncados en la Diep-Zulia. El silencio ensordecedor en la referida dirección es latente. Hoy sus pasillos repletos de funcionarios y su tan acostumbrado estacionamiento colapsado de vehículos quedaron en total soledad. Nadie comenta, nadie opina… Escasos uniformados del Cpbez que hacen guardia en la entrada principal miran de un lado, mientras cumplen sus funciones.