Saltar al contenido
12
Ago

¡Cacería roja! Dictan orden de aprehensión contra militares vinculados al atentado

Traición a la patria y homicidio intencional calificado en grado de frustración en contra del primer mandatario Nicolás Maduro son los cargos que enfrentan el general de División Alejandro Pérez y el coronel Pedro Zambrano.

La solicitud de orden de aprehensión en contra de los castrenses tiene como concepto el supuesto suministro de información “confidencial” a los presuntos sospechosos como lugar, fecha, hora y asistentes al acto público.

El general de División Alejandro Pérez Gámez y el coronel Pedro Javier Zambrano Hernández, ambos del componente Guardia Nacional Bolivariana (GNB), son investigados por su presunta vinculación con el atentado en contra de Nicolás Maduro ocurrido el pasado sábado 4 de agosto en la avenida Bolívar.

De acuerdo a la información suministrada por el portal web Aporrea, se publicó una fotografía de la solicitud de orden de aprehensión en contra de los mencionados oficiales, signada con el número MP-268957-2018. Hasta ahora no sido confirmada si dicha orden fue ejecutada.

Pérez Gámez es director de los Servicios para el Mantenimiento del Orden Interno de la GNB y se le señala como “la persona que suministró información confidencial a la organización criminal, como lugar, fecha y hora del acto público así como itinerario y listado de asistentes”, según dice el acta de la investigación refiriéndose al evento desarrollado en la avenida Bolívar con ocasión al 81° aniversario de la GNB.

En cuanto al coronel Zambrano Hernández, los organismos de seguridad determinaron que este “sostuvo comunicación a través del aplicativo de mensajería de texto de Whatsapp, con el ciudadano Osman Alexis Delgado Tabosky, instigador y financista del asalto a la 41 Brigada Blindada del Fuerte Paramacay y de la operación sobre la cual versa la presente investigación”, describe el documento.

Zambrano Hernández fue detenido por el Sebin el pasado 25 de enero y posteriormente fue liberado.

Hasta ahora, tras el atentado, suman 25 investigados, de los cuales 10 están privados de libertad, según cifras ofrecidas en días pasados por el ministro de Interiores y Justicia, Néstor Reverol.