“Caramelito”: El monstruo que le cayó a batazos al bebé de su novia

Su nombre es Joaquín Torrejón Moreno y lo conocen como “Caramelito”. Otra vez cayó en la cárcel y en esta ocasión por un monstruoso hecho: le dio una paliza a su novia y al bebé de esta, y luego los encerró.

Los agentes de la Policía Nacional que este lunes detuvieron en Sevilla a ‘Caramelito’, también conocido como ‘morito’, ya lo habían visto. Era la enésima vez pese a sus 27 años. El joven casi mata a un bebé, hijo de su pareja. Mandó al menor al hospital tras apalearlo con un objeto contundente. Varios medios locales, como Diario de Sevilla, informaron que usó un bate de béisbol.

Los médicos pudieron salvar la vida del niño, de dos años, que pasó varias horas en estado crítico. Ahora su evolución es favorable y ya ha pasado a planta del hospital Virgen del Rocío, donde se encuentra fuera de peligro. Al llegar presentaba varias hematomas por todo el cuerpo y una fuerte contusión en el cráneo.

El detenido tambien agredió a la madre del menor. La joven también recibió asistencia hospitalaria, pero fue dada de alta a las pocas horas.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) explicaron este martes que sobre el detenido no pesaba ninguna orden de alejamiento ni otra medida cautelar en relación a la madre del niño. Se está a la espera de si el juez decide el ingreso en prisión del detenido.

El agresor es un rostro conocido para las autoridades policiales de Sevilla. “Lo que se suele llamar un quinqui, vamos”, señala un agente. Joaquín Torrejón reside en el barrio hispalense de Torreblanca. Fuentes de la Policía Nacional informan que en su expediente constan antecedentes desde que era menor de edad. Se le había detenido con anterioridad por los delitos de robo con violencia, robo con fuerza, contra la seguridad del tráfico y por una reclamación de un juez.

Desde pequeño es mala conducta

En 2006, cuando el ahora detenido tenía 14 años, ya se le arrestó por reventar la luna de un autobús en Sevilla. Después se le detuvo en varias ocasiones por conducir motos sin carnet. En una de ellas trató de fugarse de los agentes policiales, quienes lo persiguieron por las calles de la capital andaluza hasta apresarlo.

En 2012, yendo armado, robó en un supermercado de la zona este de Sevilla. En aquel momento, según cuenta Diario de Sevilla, se detuvo también a Antonio O. B., perteneciente a un clan que fue desmantelado hace unos días en Torreblanca por su presunta implicación en el secuestro de un menor por una deuda que había contraído su padre. Por aquel atraco ‘Caramelito’ pasó varios años en prisión.

Los tenía encerrados en una habitación

Este lunes pasado lunes, la abuela del propio niño maltratado fue quien presentó una denuncia ante la Policía  Nacional. Fuentes del cuerpo explican a este periodista que la mujer aseguró que llevaba varios días sin saber el paradero de su hija y de su nieto.

En su denuncia, la abuela del menor explicó que ella había ido a la casa en la que su hija residía con su pareja y que allí un hermano de éste le había dicho que el niño estaba enfermo y que la madre lo había llevado el hospital.

La abuela se trasladó hasta el centro hospitalario que le señaló aquel hombre, pero allí no tenían constancia de ningún ingreso con los nombres que facilitó. Le dijeron que no habían atendido ni a su hija ni a su nieto, por lo que decidió presentar la denuncia.

La Policía, ante la sospecha de que estuvieran retenidas o atrapadas en una casa, avisaron a los Bomberos, que accedieron al interior de la vivienda en la que residían el ahora detenido, su pareja y el hijo de ella. La casa se encuentra en la calle Central de Sevilla.

Allí hallaron a la joven madre junto a su hijo. Ambos estaban encerrados en una habitación. Los dos presentaban mútiples hematomas en diversas partes del cuerpo. Los investigadores piensan que Joaquín Torrejón Moreno los tenía desde hacía tres días en esas condiciones.

Fuente EP Mundo El Español
Cargando...
Cargando...