Caso La Manada: Actor porno Nacho Vidal habla de las escenas violentas

El porno es uno de los grandes señalados en estos tiempos de ‘manadas’. A la ya conocida de los San Fermines, se le han sumado varias. La más reciente, la denominada ‘manada chilena‘. Un grupo de cinco hombres que violaron a una chica argentina en los alrededores de un estadio de fútbol de Santiago de Chile. Otro caso más próximo tenemos en Alicante: varios argelinos violaron durante toda una noche a una chica.

El mes pasado, varias chicas (algunas menores), también de Alicante, denunciaron que fueron agredidas sexualmente en repetidas ocasiones en una casa por un grupo de mas de diez hombres. Son sólo algunos ejemplos de manadas.

¿El porno las alienta? Es uno de los grandes debates de nuestros días. En la industria hay una especie de escalada para ver quién produce la escena más salvaje.

Si hay alguien que sabe de porno es Nacho Vidal, el actor X español más internacional. Lleva más de 20 años en el negocio y casi mil películas a sus espaldas.

-‘La Manada’ es el tema de actualidad de la semana, del es, y tal vez del año.

-No sé. No veo la tele.

-¿Entonces no se ha enterado?

-Sí, sí que me he enterado. Lo que pasa es que yo intento no mirar mucho los medios de comunicación. En esta época de tergiversación, de fake news… yo trato de no fiarme de lo que dicen los medios. Pero claro que me he enterado. Todo esto te acaba llegando por la gente, por redes sociales.

-¿Y qué valoración hace?

-Pues ninguna. Yo no estaba allí. No sé lo que pasó. Yo no voy a meterme en una campaña difamatoria contra nadie, que por desgracia contra mí ha habido varias, ni a valorar una sentencia.

“Se ha acabado lo de escupir y azotar en mis películas. Ahora verán besos, amor y caricias” / “Quien crea que el porno es el ejemplo o el referente educativo es que tiene un problema

-Pues la sentencia, lo que viene a decir es que hubo un abuso sexual. Pero España es un clamor y mucha gente cree que lo que hubo fue una agresión sexual. Una violación. Y son muchas las voces que apuntan directamente al porno como uno de los responsables de que este tipo de comportamientos sexuales se hayan popularizado de algún modo.

-Ya estamos acostumbrados a que se ataque al porno. A lo de siempre. A que digan que viendo una película porno te vas a poner a violar. ¿Y si ves la película de Scarface te vas a meter a narcotraficante? Que no, que no. Que eso no va así. Violaciones ha habido siempre. De individuos solos y en grupo. Ahora lo llaman manadas y mañana lo llamarán joselitos. Pero eso ha existido siempre, mucho antes que el porno. Violaciones había cuando los vikingos, que llegaban a los pueblos y arrasaban las aldeas violando a todas las mujeres. Violaciones había en la época de los romanos y violaban niños. Violaciones hay desde los cavernícolas, que arrastraban a la mujer del pelo para violarla en una cueva. Entonces no había porno.

-¿Entonces el porno no tiene ninguna responsabilidad?

-La responsabilidad la tiene la educación, Lo que hay que hacer es estar más pendientes de educar las personas en unos valores y en el amor. Pretendemos que nos eduquen a nuestros hijos en la escuela. O si no, los dejamos delante de la tele o del ordenador y que los eduquen ahí. Pues entonces pasa lo que pasa. Que salen seres sin empatía ninguna. ¿Qué empatía te va a dar un ordenador? Así salen seres humanos terribles, salen bestias; son monstruos. Un violador es un monstruo.

-Y eso es responsabilidad de…

-… los padres, claro. Mira, yo tengo tres hijos. Una niña de 11, una de 10 y uno de 8. Pues a mí mis hijos no me dejan ver programas de la tele como “Supervivientes”. ¿Sabes por que? Porque dicen que hacen que la gente lo pase mal, y ellos no quieren ver a la gente pasarlo mal. Tampoco me dejan ver vídeos de estos de caídas fuertes o golpes. Ellos son los primeros que lo pasan mal. ¿Por qué? Porque están educados en la empatía y en el amor a los demás. Y oye, que en mi caso siempre hemos hablado con naturalidad del sexo. Hemos ido siempre a playas nudistas. Saben lo que es el pene, la vagina, las relaciones sexuales… Conversaciones de horas hemos tenido con todo este tema. Y su padre se dedica al porno. Pero estoy seguro de que no van a violar a nadie.

-Entonces el porno qué papel cumple aquí

Desde luego que el de educar no. El porno es pura ficción. Y una persona tiene que ser educada en su casa para entender eso. Lo que asusta es que la gente no sepa diferenciar entre realidad y ficción. ¡Eso da miedo! Pero no el porno. A mí lo que me da miedo es cuando me vienen chavales de 14 o 15 años a decirme “¡Nacho, eres el puto amo!”. A ver, ¿por qué soy el puto amo? ¿Porque me has visto follar fuerte? Pues es mi trabajo, es una película. Es un producto. El porno es un producto y nosotros también. No soy el puto amo.

-¿Vienen a decírselo a menudo?

¡Chavales muy jóvenes! Chavales que tendrían que estar educados en la empatía y en el amor, pero vienen a decirme “¡Mira Nacho, yo le hago a mi novia lo mismo que le haces tú a las tías!”. Eso es lo que me da miedo. Adolescentes que creen que es real. A mí eso me asusta. Yo les contesto que no, que no soy el puto amo. Y les pido que en ningún momento les hagan eso a las mujeres. Las películas no son la realidad. No way, chavales. Las películas son un fucking producto.

-Pero ellos sí que le ven a usted como un referente…

Por eso te digo que me da miedo. Y, ¿sabes? Por cosas como esas yo he cambiado mi forma de hacer porno. En todo el tiempo que llevo haciendo porno he hecho de todo. He pegado, he agarrado del pelo, he escupido, me han orinado encima… y ahora he cambiado. Eso se ha acabado. Nunca más vas a encontrar películas en las que Nacho Vidal haga eso. Lo que hago ahora en mis películas es hacer el amor. Hay caricias, hay besos, hay respeto. Nunca más me verás pisándole la cabeza o poniéndole la mano encima a una mujer. Aunque es ficción, no lo vas a ver más. La persona que vea a partir de ahora porno de Nacho Vidal va a haber un cambio, mucho más amor.

-¿Y ese cambio?

Pues no sólo es en las películas. Es también en la vida real. Y se debe a que conocí a… cómo decirte. Una especie de sacerdotisa. No hace tanto de eso, eh. Y ella me abrió los ojos. Yo pensaba que yo era un buen polvo, porque mucha gente me lo había dicho. Pero esta mujer me abrió los ojos, me hizo ver que yo actuaba de forma demasiado violenta y me enseñó a hacer el amor. Y es lo que trato de plasmar ahora en mi trabajo.

-¿Entonces asume esa parte de responsabilidad?

¡Que el porno no es responsable! Que con este cambio no estoy entonando el ‘mea culpa’, eh. No me estoy arrepintiendo de nada de lo que he hecho. Porque sigo manteniendo que lo que hacemos en el porno es un producto y es la gente a la que le toca diferenciar la ficción de la realidad. ¡Que yo no tengo que ser el ejemplo de nadie! Yo he visto películas porno durante toda mi vida, de todos los tipos, y jaás he violado. He visto películas violentas y nunca he decapitado. Pero sí que te digo que esos chavales tan jóvenes diciéndome esas cosas me han llegado a dar miedo. Pero es que yo no tengo que educar a esos chavales Ni tiene que hacerlo la tele o internet. Lo tienen que hacer sus padres en sus casas. Yo lo máximo que puedo decirles es que no hagan esas cosas salvo que sea algo consentido entre las dos partes. Que su meta tiene que ser que la mujer disfrute. Si le das azotes es porque ella te lo pida. Si no, es que eres un enfermo y un violador, pero a mí que no me metan en ese saco. Que eduquen a sus hijos y no les saldrán violadores.

-El feminismo, y cada vez mas gente, coincide en que el porno es machista.

El porno es machista… porque estas chicas que lo dicen habrán visto dos o tres películas y ya creen que todas son iguales. Se producen más de 100.000 películas al año. La persona que dice eso será porque las ha visto todas, ¿no? No mira, yo en mis 24 años de carrera he azotado y me han azotado. Me han pisado la cabeza y el cuello. Me han sometido. Me han orinado encima. ¿Es eso machista? Yo creo que no. Vivimos en una sociedad en la que si una mujer le pega una cachetada a un hombre nos reímos, y si lo hace el hombre a la mujer es un maltrato. Pues tanto será maltrato de un lado como del otro, siempre y cuando ninguno esté de acuerdo.

-Pero creen que degrada a la mujer

-Las mujeres que están rodando porno no están siendo forzadas, a ver si lo entendemos. Están trabajando. Son profesionales que tienen un caché y cobran por lo que hacen. Como tú. Nadie las obliga a hacer nada. Aquí no hay ningún maltrato. El porno es un producto de desahogo y punto. Quien quiera ver ahí un reflejo de la realidad o una herramienta para educar es quien tiene un problema. A quien no le guste el porno, que no lo vea. A mí no me gustan las películas de terror y no las miro. El porno es un producto que elaboran personas mayores de edad, consentidas y cobrando por ello. No busques más allá. El porno no es la realidad. La realidad es lo que pasa en un portal con cinco chicos y una chica.

-Eso fue lo que pasó con La Manada. ¿Se pronuncia sobre la sentencia?

-Evidentemente condeno cualquier comportamiento vejatorio no consentido. Pero sobre la sentencia… yo no soy juez, ni abogado, ni estaba ahí, ni entiendo lo que pasó… No me pronuncio. No quiero hacer una caza de brujas. Ya se quemó mucha gente en la hoguera porque uno decía “vamos a quemarlo” y el resto decían que sí, que vamos a quemarlo. Eso pasa muchísimo ahora y es muy grave. Y yo los he sufrido en mis propias carnes.

-¿Los juicios mediáticos?

-Dos veces y de forma muy grave. La primera cuando una persona me denunció por malos tratos. Resulta que cuando dice que le pegué no estábamos ni en la misma ciudad, por lo que salí absuelto. Pero dio igual: me sometieron a un juicio mediático brutal sin haber sido culpable. Tuve otro juicio mediático cuando me quisieron involucrar con la mafia china. Yo declaré delante del juez y me soltó sin cargos. Ni me quitó el pasaporte ni nada. Pero a mí el juicio mediático me linchó. Me querían en la cárcel. Me querían muerto. Eso es horrible. Que te acusen de algo que no has hecho. Aquí somos todos muy listos y señalamos con el dedo. Yo no pienso entrar en una caza de brujas. Ya hay mucho listo que se encarga de señalar a los demás… porque realmente no tiene vida.

Fuente EP Mundo El Español Navarra
Cargando...
Cargando...