Causó una tragedia aérea y 20 años después resurge por un anuncio

Han pasado más de 20 años desde que el vuelo 592 de la aerolínea ValuJet se estrellara en los Everglades con las 110 personas que iban a bordo. Todas perecieron.

La oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI) en Miami anunció el jueves una recompensa de $10,000 por cualquier ayuda que sirva para localizar a un mecánico de aviación que pudo haber tenido algo que ver con el accidente de 1996.

Ociel Valenzuela Reyes, que trabajaba en la compañía contratista de la aerolínea, SabreTech, fue acusado en 1999 después que presuntamente manipuló erróneamente y almacenó generadores de oxígeno que se subieron a la sección de carga del avión. Según el FBI, los generadores no tenían cierre de seguridad y se incendiaron en el área.

Pero Valenzuela Reyes nunca compareció ante un tribunal.

“Escapó antes del juicio”, dijo en un parte de prensa Jacqueline Fruge, agente especial del FBI en Miami, quien ha estado a cargo del caso desde el principio.

El FBI anunció la recompensa y compartió carteles de “Se busca” con fotografías de 1996 e imágenes de cómo Valenzuela Reyes podría lucir en la actualidad.

Fruge, quien ha trabajado junto a las familias de las víctimas a lo largo de los años, dijo en el comunicado que quiere “acabar de cerrar el caso”.

El 11 de mayo de 1996, el vuelo 592 de ValuJet despegó del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) con destino al Aeropuerto Internacional de Hartsfield–Jackson Atlanta. Poco después de haber despegado, el piloto reportó un incendio en la zona de carga.

Antes de poder regresar al aeropuerto, la nave cayó en los Everglades.

De acuerdo con el FBI, la investigación “se convirtió en un verdadero reto” debido a lo difícil que resultó identificar los restos de las víctimas y determinar la causa de la tragedia. Otros dos empleados de SabreTech fueron también encausados en el caso, pero terminaron absueltos.

Valenzuela Reyes, que también enfrenta cargos federales adicionales por huir y no presentarse en el juicio, tiene conexiones en Atlanta, donde han vivido su ex esposa y sus hijos, así como en Santiago, Chile, donde tiene familia, dijo el FBI.

“Durante largos años hemos tratado de encontrarlo”, dijo Fruge en el parte. “Eso es algo que me molesta. Llevo mucho tiempo detrás de él”.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...