Saltar al contenido
1
Ene

Chavistas que se le voltearon a Maduro en 2017

Protestas, hiperinflación, constituyente y denuncias de corrupción fueron hechos sin precedentes que marcaron este 2017 en Venezuela. El estremecimiento político y social en las calles sacudió las bases del oficialismo, trastocando las fibras de figuras chavistas que no dudaron en levantar su voz en contra de las políticas del presidente Nicolás Maduro.

Los leales a Hugo Chávez se hicieron sentir y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aceleró que se manifestarán en contra de la ruptura del hilo constitucional. Hoy algunos tienen órdenes de aprehensión y están en el exilio.

El silencio no opacó ni siquiera las voces de familiares de miembros del gabinete presidencial y de los poderes públicos. En este apartado, La Verdad presenta los casos que más sorprendieron a la opinión pública en el ámbito nacional e internacional.

Luisa Ortega Díaz, exfiscal

El 31 de marzo, Luisa Ortega Díaz, entonces fiscal general de la República, sorprendió a la opinión pública. Una de las cercanas al fallecido Hugo Chávez y máxima representante del Ministerio Público (MP) asume la autonomía de este sector en medio de señalamientos de que en Venezuela no hay separación de poderes. Rechazó las sentencias 155 y 156 con las que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumía funciones de la Asamblea Nacional (AN). A partir de allí, no calló. Reconoció que Juan Pernalete, uno de los fallecidos en las protestas, murió por el impacto de una bomba lacrimógena; se pronunció en contra de la ANC para la cual ordenó una investigación; denunció corrupción por parte de altos funcionarios del Gobierno y hasta pidió orden de captura en La Haya en contra de Nicolás Maduro. El 5 de agosto, la ANC la destituyó del cargo, le congelaron sus cuentas y le enajenaron sus bienes. El 17 de agosto trascendió que viajó a Colombia y desde entonces, no ha parado en sus denuncias desde varios países.

Rafael Ramírez, exministro de Petróleo

Durante 12 años estuvo al frente del sector petrolero venezolano. Fue uno de los más cercanos a Hugo Chávez, incluso fue una de las cuatro personas que se reunió con el líder revolucionarios poco antes de morir. En septiembre pasado admitió que la producción petrolera cayó casi un millón de barriles desde 2014. El 5 de diciembre (días después de que dijera que Chávez y Maduro sabían de la crítica situación de PDVSA y que no tomaron correctivos) renunció como embajador de la ONU por petición del primer mandatario. Expuso que le pidieron el cargo por sus pronunciamientos, pero que no cesará. Sus colabores más cercano dentro de la industria petrolera están detenidos por denuncias de corrupción, como lo son Nelson Martínez, expresidente de Citgo, y Eulogio Del Pino, expresidente de PDVSA. Recalcó que no está implicado en corrupción. Hasta ahora, se desconoce si hay un proceso judicial en su contra. Ramírez sigue fuera del país sin querer confirmar en qué lugar del mundo se encuentra. Mientras sigue con sus críticas. El 24 de diciembre, escribió en un artículo de opinión que “la situación económica es un desastre, producto de mucha improvisación” y que el sistema cambiario ha sido insostenible desde 2012.

Germán Ferrer, diputado de la AN

Ganó las elecciones parlamentarias por el estado Lara en 2015 como miembro del Gran Polo Patriótico (GPP). Es esposo de Luisa Ortega Díaz, a quien apoyó desde un principio en sus pronunciamientos contra el Gobierno. Rechazó la ANC por considerar que ésta debe ser convocada por el pueblo. Después, Tarek William Saab, fiscal que sustituyó a Ortega Díaz, lo señaló de dirigir una red de extorsión que operaba desde el MP. Está en el exilio, vive junto a su esposa en Colombia.

Gabriela Ramírez, ex defensora del Pueblo

La ex defensora del Pueblo renunció al cargo que desempeñaba en el TSJ como consultora jurídica. La noticia se conoció el 1 de junio. En una carta explicó que su decisión fue por posición del Ejecutivo de instalar una Constituyente sin consultar al pueblo sobre su convocatoria. “Fiel al legado de Hugo Chávez debo profesar la consigna tantas veces repetida por él durante su vida: ‘Entre un principio y un millón de amigos, me quedo con el principio’”.

Eustoquio Contreras, diputado de la AN

Es parlamentario por el GPP. Fue corredactor de la actual Carta Magna. Rechazó la Constituyente convocada por Maduro. “Esta Constitución no hay que cambiarla, lo que hay es que cumplirla”, afirmó y mencionó que si el jefe de Estado cuenta con los votos suficientes para la aprobación de esa propuesta “¿por qué no convocamos las elecciones de gobernadores y alcalde que también las ganaría?”.

Luís Alfonso Dávila, exdiputado

Fue diputado por el MVR y excanciller de Hugo Chávez. El coronel refutó que el presidente Maduro convocara una ANC sin consultar a la ciudadanía. Apuntó que el Jefe de Estado “lanza su idea porque tiene el agua al cuello, el sol a sus espaldas y porque quiere permanecer en el poder, además de darle rango constitucional al Plan de la Patria”.

Yibram Saab Fornino, hijo del fiscal

El hijo mayor de Tarek William Saab, ex defensor del Pueblo y actual fiscal general de la República, rechazó la represión de los cuerpos de seguridad durante las manifestaciones opositoras en el país. Aseguró que él mismo fue víctima de los ataques de los uniformados. El 26 de abril, en un video por Youtube, le pidió a su papá poner fin “a la injusticia que ha hundido el país”. “Te pido como hijo y en nombre de Venezuela, a la cual tú sirves, que reflexiones y hagas lo que tienes que hacer”.

Maripili Hernández, exministra

Fue ministra de la Juventud y de Comunicación durante la presidencia de Hugo Chávez. Se pronunció en mayo en contra de la ANC: “Eso contradice absolutamente, el espíritu total de todo el texto constitucional y sobre todo, los principios fundamentales del chavismo. Por este camino, es absolutamente falso que la constituyente es un camino para la paz”.

Fernando Vegas Torrealba

Fue magistrado del TSJ entre 2005 y 2015. Se autodenomina “chavista originario”. Catalogó como inconstitucional la ANC porque considera que para convocarla hay que consultar a los venezolanos. Reconoció irregularidades en el Poder Judicial: “Un juez que está puesto allí sabe que lo pueden quitar en cualquier momento, entonces si le hacen una exigencia desde arriba dice que sí, la ejecuta, si no pierde el puesto”, afirmó en una entrevista.