Cifra de violaciones y abusos en España este año es para desmayarse

Las agresiones sexuales con penetración aumentaron en España un 28,4% durante el primer trimestre de 2018, un período en el que subieron un 13,8% los delitos contra la libertad sexual.

Así se refleja en el balance de criminalidad hecho público hoy por el Ministerio del Interior, que recoge que el total de infracciones penales (503.671) subió un 1,6% en este trimestre con respecto al mismo período de 2017.

La tasa de criminalidad, que es el número de infracciones penales por mil habitantes, se sitúa en el 44,1, lo que según Interior demuestra una estabilización a pesar del leve incremento que ha experimentado durante el año 2017 (43,9) y en el primer trimestre de 2018.

El balance detalla que en total, en el primer trimestre del año, los delitos contra la libertad sexual ascendieron a 3.025, de los que 371 fueron agresiones con penetración. El resto de este grupo de delitos subió un 12 % (2.654 en total).

Continúa así una tendencia que ya reflejó el balance de criminalidad de todo 2017, en el que el conjunto de delitos contra la libertad sexual subió un 7,8% con respecto al año 2016, y entre ellos las agresiones sexuales con penetración aumentaron un 10,6%.

Además del incremento de las violaciones registrado en el primer trimestre de 2018, destaca el de los secuestros (un 46,7 %), así como el de robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, un 1,6 %. Dentro de este último apartado suben especialmente los robos en viviendas, un 4,9%.

También aumentan, un 4,8%, las infracciones penales relacionadas con tráfico de drogas.

Por el contrario el balance refleja descensos en delitos como las sustracciones de vehículos (8.777, un 19,7% menos que en el mismo período de 2017), o los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa (172, un 17,3 % menos ) y los homicidios dolosos y asesinatos consumados (74, un 6,3 % menos).

Bajan asimismo los robos con violencia e intimidación (14.384 en total, un 7,1% menos), los hurtos (un -2%) y los delitos de lesiones y riñas tumultuarias (-1%).

Cataluña registra el mayor incremento de criminalidad

Por comunidades autónomas, la que contabilizó un mayor aumento en criminalidad fue Cataluña, con 109.288 infracciones penales, un 12,6% más que en los tres primeros meses de 2017.

Baleares, con un incremento del 5,5% y Navarra, con una subida del 4,9, son las siguientes autonomías con peor evolución.

En cambio Extremadura es la autonomía que registra la mayor disminución de infracciones, con un descenso del 5,8%, seguida muy de cerca por Andalucía (-5,7%) y Aragón (-5,5%).

La ciudad autónoma de Ceuta es la zona que experimenta la mayor bajada de toda España: un 15,7%.

“Si no nos matan, no nos creen”

“Tu machismo me da patriarcadas”. María, alumna de 14 años del Instituto Blas de Otero de Madrid, sujeta la pancarta. Junto a ella está Raquel, su amiga de 15 años del Colegio Gamo Diana. Es la segunda manifestación a la que acuden. La primera fue el 8-M. Sus padres les han dejado estar en la Puerta del Sol, en la huelga feminista organizada para protestar contra la sentencia de La Manada. María cuenta que el machismo está por todas partes, hasta en su centro educativo: “No es sólo lo de La Manada. No nos dejan ir en tirantes o en pantalón corto, pero a los chicos sí y nadie les dicen nada”. Su amiga Raquel asiente y añade:

“Si una chica se lía con varios en una fiesta dicen que es una guarra y si es un chico todo el mundo le aplaude”.

Son dos de las asistentes a una de las protestas organizadas en 40 ciudades españolas por Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes. A la marcha de Madrid han acudido 1.500 personas, según cálculos de los policías municipales, y 20.000, según los organizadores. La Gran Vía está cortada. En primera fila está Valeria, la hermana de Diana Quer, que sujeta con furia un cartel con la foto de la asesinada y admite que manifestarse le hace “sentirse mejor”.

“Estoy aquí en nombre de mi hermana, que no está porque es víctima de violencia de género. Queremos justicia, voy a seguir saliendo a la calle hasta conseguirlo”, expresa. Con gritos como “Si no nos matan, no nos creen”, “Es feminista, no feminazi”, “Si no dices sí, también es no” o “Justicia de mierda, la estáis culpando a ella”, chicas y chicos muy jóvenes y también algunas abuelas han llegado al Ministerio de Justicia. Muchos de ellos, incluida Valeria Quer, han pedido la prisión permanente revisable. La mayoría se definen como integrantes del “feminismo revolucionario y anticapitalista”.

Fuente EP Mundo ABC
Cargando...
Cargando...