Cargando...

Comienza polémico juicio contra una adolescente de 17 años en Israel

El juicio la adolescente palestina Ahed Tamimi, acusada de agredir a soldados israelíes tras la divulgación de un video que se viralizó en las redes sociales, comenzó este martes a puerta cerrada en un tribunal militar de Israel.

El juez ordenó a los periodistas, diplomáticos y público presente a abandonar la sala, bajo el argumento de que Ahed Tamimi, de 17 años, está siendo juzgado como menor de edad.

Solo los familiares fueron autorizados a presenciar el juicio en el tribunal militar de Ofer, en Cisjordania ocupada.

Ahed Tamimi fue detenida en diciembre tras la difusión de un video en el que le pega a unos soldados israelíes en su pueblo de Nabi Saleh, en Cisjordania ocupada.

En el video los soldados permanecen impasibles frente a la agresión que se asemeja más a una provocación que a una intención de lastimar. La madre de Ahed Tamimi, Nariman, y su prima Nur, a las que se les ve en el video, también serán juzgadas.

El video se filmó el 15 de diciembre en Nabi Saleh, delante del domicilio de la familia Tamimi, en el contexto de las protestas palestinas casi cotidianas contra la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Un gran número de periodistas locales e internacionales fueron el martes a cubrir el juicio de Tamimi, quien se ha convertido en una suerte de ícono para los palestinos y defensores de su causa en el mundo.

Normalmente los juicios de menores de edad en un tribunal militar son a puertas cerradas, pero la abogada de Tamimi había dicho que esta vez sería abierto y que ella reclamó que así lo fuera.

“Ellos entienden que la gente afuera del tribunal militar de Ofer está interesada en el caso de Ahed, entienden que sus derechos fueron violados y su juicio es algo que no debió suceder, y realizarlo a puertas cerradas es la mejor forma de que todo esto no quede en evidencia”, dijo la abogada de Tamimi, Gaby Lasky, a los periodistas después que el juez objetara que se abriera la audiencia a la prensa y diplomáticos.

Palabras de apoyo

Ahed Tamimi llegó al tribunal militar cerca de Jerusalén en la Cisjordania ocupada, con un uniforme de presa, esposada de manos y pies, y algo sonriente cuando vio que los periodistas empezaron a fotografiarla.

Su padre, Bassem Tamimi, la saludó desde la audiencia con la mano, y le gritó “mantente fuerte, ganarás”.

Las autoridades israelíes acusan a su familia de usar a su hija para incitar a la provocación.

La joven está acusada de 12 cargos que incluyen agresión y que podrían costarle varios años de cárcel si es hallada culpable.

Los cargos están relacionados con los actos que se ven en el video y otros cinco incidentes por supuestamente lanzar piedras, incitar y amenazas en el contexto de las protestas que se viven en esa región.

La abogada de Tamimi anticipó que en su defensa iba argumentar que es ante todo el ejército israelí en Cisjordania -donde se produjeron los hechos-, el que actúa de manera ilegal.

Un caso polémico

La madre de Tamimi, Nariman, y su prima Nour, de 20 años, también tenían que comparecer al tribunal este martes, pero no estaba claro si el proceso seguía en pie tal como lo previsto.

A Ahed Tamimi y a su madre se les ordenó parmanecer detenidas hasta que finalicen sus procesos, mientras su prima quedó en libertad bajo fianza.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó las acciones de las autoridades israelíes en este caso, mientras que la Unión Europea expresó su preocupación por la detención de menores por parte de Israel, incluido Ahed Tamimi.

Amnistía Internacional pidió su liberación inmediata, diciendo que “la detención contínua es un intento desesperado de intimidar a los niños palestinos que se atreven a resistir la represión de las fuerzas de ocupación”.

La familia de Ahed Tamimi dice que el incidente del 15 de diciembre que llevó a los arrestos ocurrió en el patio de su casa en Nabi Saleh, cerca de Ramallah en Cisjordania.

El ejército israelí dijo que los soldados estaban en esa área para prevenir a los palestinos de lanzar piedras a los motoristas israelíes.

El incidente que quedó grabado en el video ocurrió durante las protestas de diciembre contra Trump, en las cuales un miembro de la familia Tamimi resultó herido con un perdigón en la cabeza, señalaron familiares.

Desde que Trump hizo la declaración de reconocimiento de Jerusalñen como capital de Israel, 23 palestinos han muerto en enfrentamientos con el ejército israelí. En el mismo periodo dos israelíes han muerto en los incidentes.

Fuente EP Mundo El Comercio
Cargando...
Cargando...