Con violencia desfrenada intentó robar su sustento

Este jueves, la Policía Nacional detuvo a un hombre de 36 años en Valencia por presuntamente propinar un puñetazo y morder un dedo al empleado de un establecimiento para sustraer una bolsa de patatas fritas, informa la Jefatura Superior en un comunicado.

El 091 recibió el aviso de que un grupo de personas causaba problemas en un establecimiento próximo.

Los hechos se produjeron, en horas de la noche de este miércoles, en una tienda de la inmediaciones de la estación de autobuses de Valencia.

A la llegada de los agentes, un vigilante tenía retenido al sospechoso tras ser requerido por el trabajador de la tienda.

El trabajador de seguridad los encontró enzarzados en una trifulca, por lo que los separó y retuvo al presunto ladrón a la espera de la Policía.

Este hombre había entrado al establecimiento con una actitud agresiva, desafiante e intimidatoria, al tiempo que cogía una bolsa de patatas de una estantería y le manifestaba al empleado que pagaría lo que él quisiera.

El trabajador le dijo que tenía que pagar la mercancía, momento en que el sospechoso le propinó un fuerte puñetazo en la cara.

También le mordió en uno de sus dedos para intentar llevarse la bolsa sin abonarla, aunque no lo consiguió por la resistencia del vendedor.

Por todo ello, una vez identificado, el hombre fue arrestado como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación.

El detenido, de origen senegalés y con numerosos antecedentes, ya ha pasado a disposición judicial.

Fuente EP Mundo Cuatro
Cargando...
Cargando...