Confirman el horrible final de periodistas ecuatorianos secuestrados

En un comunicado, el frente Oliver Sinisterra -grupo disidente de las FARC que opera en Colombia y Ecuador- se atribuye el asesinato. Acusa a los Gobierno de Ecuador y Colombia:

“No quisieron salvarle la vida a los tres retenidos y se fueron por la vía haciendo desembarcos en varios puntos donde se encontraban los retenidos lo cual produjo su muerte“.

El 26 de marzo, el equipo integrado por el periodista Javier Ortega, 32 años, el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor, Efraín Segarra, de 60, se había desplazado desde Quito a la provincia de Esmeraldas (noroeste) para recoger testimonios sobre la situación en la zona fronteriza, escenario de ataques contra fuerzas ecuatorianas atribuidos a grupos organizados armados residuales, cuando fueron secuestrados por el grupo disidente de las FARC liderado por alias “Guacho”.

Este narcoguerrillero es ecuatoriano, su nombre real es identificado por inteligencia militar como Walter Artízala y tiene 35 años. Fue guerrillero de las FARC por 15 años, tiempo durante el cual se especializó en explosivos, narcotráfico y finanzas.

Tras apartarse del acuerdo de paz, se quedó al frente de un grupo de entre 70 y 80 hombres y se mueve entre ambos países por una área selvática que sirve de ruta para el tráfico de drogas. El gobierno de Ecuador emitió un comunicado instantes después de que el Frente disidente de las FARC declarara haber asesinado al equipo periodístico.

“Se está verificando la autenticidad de este documento y los hechos descritos”, explicaron.

Fuente EP Mundo 800 noticias
Cargando...
Cargando...