Consternador: Joven cuenta lo que le introducía un profesor por detrás

Luego de diez años, un joven, víctima de violación, declara en el juicio contra su exprofesor. Ha tenido que hablar protegido tras un biombo porque, aunque ha transcurrido una década, le cuesta expresar lo que ocurrió en su colegio de Leioa (Vizcaya): abusos sexuales por parte de su profesor cuando sólo tenía 12 años. Su padre denuncia que el centro ocultó y protegió al profesor.

Relato estremecedor

Tenía 12 años cuando, denuncia, que su profesor abusó de él por primera vez. “Me pidió que me pusiese en sus rodillas y noté algo duro. Empezó a tocarme el cuello y ya fue bajando”, explica.

El alumno tardó siete años en denunciar los presuntos abusos. Este jueves ha declarado en la primera sesión del juicio protegido tras un biombo.

“En alguna ocasión, noté que me metía algo fino por el ano. Creo que eran bolígrafos”, señala.

El profesor acusado también ha declarado, asegurando que no rozó “a Juan para nada. Es absolutamente falso”. Se ha excusado diciendo que estaba volcado con el niño porque necesitaba clases de refuerzo y asegura que no sabe por qué le ha denunciado. “Llevó 2269 días sin encontrar una explicación”, añade.

Colegio indiferente

Los padres del alumno, también presentes, fueron quienes avisaron al centro y acusan al colegio de no hacer nada. “Veía fotos de mujeres desnudas en el ordenador con él sentado encima porque decía que quería enseñarle el desarrollo sexual de una mujer”, cuenta el padre de la víctima.

Llegaron, incluso, a pedir ayuda al papa y afirman que “la iglesia ni abrió, ni cerró la investigación, fue simplemente un paripé, un teatro”.

La Fiscalía pide tres años de cárcel para el profesor. La acusación lo sube a 14, aunque dicen para ellos cualquier condena que deje dormir a su hijo será suficiente.

Fuente EP Mundo La Sexta
Cargando...
Cargando...