¿Cuánto le cuesta a una madre venezolana dar a luz en tiempos de revolución?

Ser madres, sin duda alguna, es uno de los momentos más hermosos y gratificantes en la vida de cualquier mujer. Sin embargo, en Venezuela esto ha pasado de significar gozo y júbilo, a ser sinónimo de estrés y preocupación.

El problema cae principalmente en los elevados costos de consultas de pre y post-parto, el déficit de medicamentos necesarios para el control de las embarazas durante los meses de gestación, la falta de personal capacitados en las clínicas, los insumos médicos, sin contar los precios de los centros parar atender dicho parto.

De igual manera, las vitaminas esenciales durante los nueves meses de gestación adquiere una total importancia en el proceso de control pre-natal, sobre todos después del primer trimestre de gestación, donde ya el feto empieza a obtener los rasgos físicos y comienza el proceso de desarrollarse por completo.

En tal sentido, a pesar de que dichas vitaminas son primordiales para llevar un perfecto control pre-natal, los precios están por las nubes.

En enero de este año, las cajas de pastillas de ácido fólicos y calcio con un esfuerzo se podían conseguir, sin embargo, estaban entre los 200 y los 300 mil bolívares. Pero ante la dificultad para obtener dichos medicamentos las mujeres Venezolanas se vieron en la penosa tarea de comprar estos rubros a los llamados “bachaqueros”.

Tal es el caso de Ana Gámez, una mujer venezolana de 28 años de edad, que tiene 20 semanas de gestación y aseguró que “ha recorrido miles de farmacias en toda la capital y solo en una logró conseguir el ácido fólico que le recomendó su obstetra de control para el cuidado de su embarazo”.

“Compré las que pude, no creí que hubiesen aumentado tanto, hace algunos meses no estaban en más de 300 mil y las dos cajas que compré me salieron en 650 mil Bs cada una”, agregó.

De igual forma, se refirió a que tiene semanas tratando de encontrar vitaminas para ella y su hermano menor, quien sufre de anemia, pero aseguró que la “búsqueda ha sido totalmente en vano”

Por otro lado, la esposa de Rubén Salvador, quien dio a luz el pasado 10 de abril en una clínica del estado Vargas, tuvo que cancelar en dólares para poder pagar la cesárea y el cuidado post-parto. “Junto al pago de la clínica, se añade la compra de fórmula NAN para recién nacidos que logré encontrar gracias a un contacto en Bs 3 millones 800 mil. Los pañales los conseguí en 1 millón 850 mil Bs. Sumado a otras cosas esenciales para mi esposa y el bebé, toda la familia gastó más de 100 millones”, relató.

Fuente EP Mundo Sumarium
Cargando...
Cargando...