Curandero tentó al diablo y su muerte fue horrible

Los santeros tienen muertes prematuras en muchos casos. Chinaka Adoezuwe, un autoproclamado curandero nigeriano de 26 años, recibió un disparo mortal de un cliente después de pedirle que le ayudara a probar el amuleto antibalas que había confeccionado para él.

El cliente, que al parecer inicialmente se negó a disparar, terminó accediendo y accionó el arma, acabando con la vida de Adoezuwe. La muerte fue confirmada por la Policía local, que arrestó al cliente del curandero.

El uso de amuletos y pociones es muy común en Nigeria, donde prevalece la medicina natural y tradicional. El incidente se produjo en el estado de Imo, en el sureste del país.

“Un joven había acudido [al curandero] para que este le preparara un amuleto contra las balas. El médico lo hizo y entregó un arma a su cliente. Y ocurrió la tragedia”, dijo un aldeano.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...