Dan con su paradero cincuenta años después de desaparecer

Era el otoño de 1966. Justo el mes de octubre. Louise Pietrewicz, estaba  enamorada de su novio, el oficial de policía William P. Boken. Entonces, la estadounidense de 38 años hizo sus maletas, dejó a su hija en el autobus de la escuela, cerró su cuenta bancaria y se fue con su enamorado.

Dos años después, nadie sabía e paradero de Pietrewicz, quien vivía en la comunidad agrícola de Long Island. Parecía que la tierra se la hubiese tragado.

Sin embargo, hace apenas dos semanas, la policía de Nueva York encontró restos esqueléticos de una mujer. Se hallaban en el sótano de una casa de Long Island: una propiedad del policía Wiliam P. Broken, quien murió en 1982… Sí, del novio de Louise.

Según información de BBC News, la  Oficina del Médico Forense dijo que los resultados de los test de ADN que se llevaorn a cabo con los restos encontrados, muestran que éstos pertenecen a Louise.

Fue la hija de Luoise, Sandy Blampied, quien desde hace años había pedido a las autoridades investigar sobre la desaparición de su madre, a quien vio por última vez en 1966: Louise la había dejado en el autobús escolar. Sandy tenía solo 12 años.

“Nunca me habría dejado… Si estuviera viva en algún lugar, me habría llamado y me habría dicho que podríamos estar juntas”, dijo Sandy a la prensa.

Desgraciadamente, Louise nunca llamó a su hija, quien recuerda que un día antes de haber desaparecido, retiró 1,273.80 dólares de su cuenta bancaria personal y la cerró.

De acuerdo con BBC News, Pietrewicz estaba atrapada en un matrimonio en el que se vivía un constante abuso, justo en el momento en que ella desapareció.

El día después de que fue vista por última vez, Boken renunció a su trabajo como oficial de policía. Se había reportado como enfermo dos o tres días antes de su demisión.

Pese a que las autoridades habían buscado sin cesar a Louise durante años. Y pese a que habían ido a la propiedad de P. Boken para buscarla, nunca hallaron ni una sola pista. Entonces, el caso fue cerrado.

La investigación sobre Louise fue reabierta en octubre pasado luego de que Suffolk Timespublicara un informe en profundidad y un documental sobre su desaparición.

Fue la ex esposa de Boken (el enamorado con el que Louis partió en 1966) recientemente informó a la policía que había un cuerpo enterrado en el sótano de su antigua casa colonial en la ciudad de Southold.

El miércoles 19 de marzo, un médico forense identificó sus restos, luego de tomar muestras de ADN de sus parientes, informó la prensa local.

No está claro si los médicos forenses podrá determinar la causa de la muerte de Pietrewicz.

Sin embargo, Sandy, la hija de Luois, cree que su madre fue asesinada por Boken.

“Creo que la mató el último día que la vi. Le di un abrazo y un beso antes de irme a la escuela. Apuesto que fue ese el día que la asesinó”, detallo Sandy Blampied.

Con un radar de penetración en el suelo, los detectives del condado de Suffolk encontraron un esqueleto enterrado a 7 pies de profundidad (2,1 metros) en el sótano del piso de tierra debajo de una losa de concreto de 5 pulgadas (12 cm). 

“A veces más adelante en la vida, los testigos se presentan para darnos información que tal vez en algún momento se vieron obligados a callar, a causa de que se sentían amenazados … o simplemente dejaron su conciencia de lado”, dijo el jefe de detectives de Suffolk City Gerard Gigante en una conferencia de prensa, según la BBC News.

Fuente EP Mundo Azteca América
Cargando...
Cargando...