¡Dando pena! Acá toda la verdad detrás de las alertas rojas del Gobierno a Interpol

En más de una ocasión el gobierno de Maduro habló sobre alertas rojas en Interpol contra exfuncionarios del Gobierno y los llamados “traidores a la patria” sin embargo, la realidad es que en Interpol no están buscando a ninguno de los denunciados por el gobierno venezolano.

Desde su designación como fiscal general de la República por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el cinco de agosto de 2017, Tarek William Saab no ha parado de señalar a muchos exfuncionarios del Gobierno por emblemáticos casos como el de Cadivi, Cencoex y Pdvsa, entre otros.

En sus discursos, constantemente se escucha la frase “se ha solicitado orden de captura y se ha emitido una alerta roja ante la Interpol. Pero la realidad es que en la página web de este organismo, no hay ningún solicitado por Venezuela. Ninguno. Ni siquiera Rafael Ramírez Carreño, acusado por el caso de Pdvsa:

“Hay varias alertas rojas, una de ellas es la de el exdiputado Germán Ferrer. Contra él se activó una notificación de difusión roja en la Interpol (…) la difusión de la alerta incluye países de América Latina, Europa, China y Rusia, quienes están en el deber, en caso de que este ciudadano u otros tengan a mal presentarse en estos países, capturarlos, porque es lo que establecen las leyes internacionales (…) no está permitido presentarse como protegidos políticos ni nada por el estilo”.

La primera notificación de alerta roja que el fiscal general impuesto por la ANC hizo pública. Con apenas dos meses en el cargo, el también designado presidente del Consejo Moral Republicano, empezó lo que sería una larga lista de acusaciones contra todos aquellos que manifestaron su rechazo a las políticas maduristas.

A un año de Saab haber ocupado el Ministerio Público, Venezuela ha activado alerta roja para Rafael Ramíez, Bernard Mommer, Zair Mundaray y Luisa Ortega Díaz. Además, con el reciente atentado en contra del presidente Nicolás Maduro, se activaron otras 45 notificaciones rojas ante la Interpol, sin embargo, los señalados no aparecen en la página oficial del ente internacional.

“Sin llorantina ciudadano Ramírez. Nosotros en los próximos días vamos a solicitar una orden de aprehensión con la correspondiente alerta roja hacia su persona, por los delitos de peculado doloso, legitimación de capitales y asociación (para delinquir)”.

La denuncia la hizo el periodista y corresponsal de la cadena CNN, Seteffano Pozebon, quien aseguró que tras buscar en la web de Interpol, no encontró ni una sola persona solicitada por Venezuela. Esta redacción confirmó la información.

Aunque hay diez personas de nacionalidad venezolana con alerta roja en la Organización Internacional de Policía Criminal, ninguna está solicitada por Venezuela, sino por otros países. Aunado a estos, todos son criminales comunes, acusados de poseer pornografía infantil, asalto sexual, posesión y tráfico de drogas, entre otros crímenes.

Entonces, ¿es realmente cierto que durante su gestión Saab han activado todas esas alertas rojas? De ser así, ¿por qué no aparecen reflejadas en la página web oficial de la Interpol? Un artículo publicado Oscar Heck en Aporrea, advierte que hay varias posibles razones por las que los supuestos solicitados por el impuesto fiscal general, no son visibles en la página web.

La primera, apunta a que los países notificados de la solicitud desconfían de que estas alertas rojas son del todo ciertas. Según Heck, países como Venezuela, que tienen muy baja credibilidad por su gobierno, son propensos a enviar este tipo de notificaciones a la Interpol sin bases legales o con bases legales poco fiables. Es decir, que no hay certeza de que los acusados son solicitados por los presuntos crímenes que se le adjudican o si es por asuntos estrictamente políticos.

En el artículo 3 del reglamento general de la Interpol, se establece que “está rigurosamente prohibida a la Organización toda actividad o intervención en cuestiones o asuntos de carácter político, militar, religioso o racial”, y por ningún motivo los países miembros de la organización, puede violar esta normativa. Es por esto que, si existen indicios de que la alerta emitida está relacionada con asuntos políticos, el ente no la toma en cuenta.

La segunda razón posible por la que no aparecen los solicitados por Venezuela en la web de la Interpol, es que el Gobierno así lo acordó con la organización, no obstante, esta pierde peso al verificar que los solicitados por la mayoría de países miembros, sí están publicados.

La tercera, señala Heck, es que la deuda de Venezuela con la Interpol es tan alta, que la organización no toma en cuenta ninguna de las notificaciones que hace el país. Para Heck, de ser así, esto obligaría al Gobierno a ocuparse por su cuenta de la captura de los solicitados en el extranjero.

Pero a su juicio, “ni Tarek William Saab, ni Maduro, ni ningún colaborador de Maduro, tendrían la confianza de los cuerpos policiales o de inteligencia de ningún país o territorio extranjero, excepto, tal vez, Antártica. Tampoco sabrían cómo organizarse para hacerlo, no saben nada sobre estas cosas”.

No obstante, hay una cuarta razón que toma mayor peso: que Venezuela nunca haya informado a la Interpol tales alertas rojas.

 El régimen venezolano es bien conocido por su baja credibilidad, tanto así, que en más de una ocasión, otros gobiernos lo han desmentido públicamente.

Recientemente, Maduro y sus aliados políticos iniciaron una campaña para desmentir el éxodo masivo por la crisis del país, sin embargo, las cifras hablaron por sí solas. Lo mismo sucedió con la preventa del Petro, de la cual, el Gobierno aseguró haber recaudado USD 5700 millones, pero la realidad es que solo se alcanzó vender 165 millones de dólares a través de 18 transacciones.

Esto por mencionar algunos de los casos más reciente. Aunque no se sabe con certeza el porqué los supuestos solicitados por Venezuela no son publicados en la página web de la Interpol, lo que sí se sabe es que el Gobierno, constantemente, emprende campañas para mentirle al país, por lo que no sería de extrañar que esta sea una más de ellas.

Fuente EP Mundo El Cooperante
Cargando...
Cargando...