¿Demandas “gansteriles”? Trump está a punto de fulminar los progresos con Norcorea

Luego de la visita del secretario de Estado Mike Pompeo, Corea del Norte acusó a EE.UU de empañar las negociaciones sobre su programa nuclear con sus demandas “gansteriles”.

En el día y medio que Pompeo pasó en la capital de Corea del Norte se trataron temas vinculados con la desmantelación de los programas nucleares norcoreanos, como un cronograma para el proceso y un plan para declarar las instalaciones relacionadas.

A su partida de Pyongyang, Pompeo afirmó que tuvo progresos “en casi todos los temas esenciales” de las negociaciones, aunque quedaba mucho por hacer.

Horas después, Corea del Norte entregó una evaluación mucho más negativa, afirmando que Washington rompió el espíritu de la cumbre del mes pasado entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

“El lado estadounidense sólo presentó demandas unilaterales y gansteriles sobre la desnuclearización”, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte en un comunicado divulgado por la agencia estatal de noticias KCNA.

El portavoz afirmó que la delegación de Pompeo insistió en una desnuclearización unilateral total, verificable e irreversible. Pidió, en cambio, que ambas partes den una serie de pasos simultáneos, como un “atajo” hacia una Península de Corea libre de armas nucleares.

“Las negociaciones de alto nivel en esta oportunidad nos llevaron a una situación peligrosa en la que podría flaquear nuestra determinación firme y sostenida de desnuclearización, en lugar de consolidar la confianza entre la RPDC y Estados Unidos”, afirmó, utilizando el acrónimo de la República Popular Democrática de Corea, nombre oficial del país.

El Departamento de Estado de Estados Unidos y la Casa Blanca no realizaron comentarios de inmediato sobre el comunicado de KCNA. Los comentarios dispares generaron dudas sobre si Corea del Norte está comprometida a abandonar los programas nucleares que ha desarrollado durante décadas y que considera como claves para su subsistencia.

Trump y Kim se comprometieron en su cumbre del 12 de junio en Singapur a avanzar hacia la desnuclearización de la Península de Corea. Trump ha declarado en Twitter que Corea del Norte ya no representa una amenaza nuclear.

No obstante, Kim aún debe entregar detalles de cómo o cuándo podría desmantelar su programa de armas. Trump ha dicho que no permitirá que esa iniciativa amenace a Estados Unidos. Reportes filtrados de la inteligencia estadounidense concluyeron que Corea del Norte no pretende renunciar totalmente a su programa nuclear.

Pompeo dijo que pasó “mucho tiempo” discutiendo un cronograma de desnuclearización y la declaración de las instalaciones nucleares y de misiles del Norte.

“Son temas complicados, pero hemos progresado en casi todos los asuntos centrales. Algunos registran un gran progreso, en otros todavía queda trabajo”, dijo, según un informe de periodistas estadounidenses que lo acompañaron a Pyongyang.

Fuente EP Mundo Noticia Al Día
Cargando...
Cargando...