Saltar al contenido
1
Mar

Denunciar las atrocidades del Estado Islámico le salió caro

Actualizado: 01/03/2018 14:24

Marine Le Pen, la presidenta del partido derechista francés Frente Nacional, ha sido formalmente imputada este jueves por la supuesta difusión de imágenes de carácter extremadamente violento a través de las redes sociales, informa The Guardian.

La decisión fue tomada por un magistrado del distrito de Nanterre luego de que la política fuese desprovista de su inmunidad parlamentaria en noviembre último a raíz de una investigación por la supuesta publicación en Twitter en el año 2015 de tres fotografías de ejecuciones perpetradas por el Estado Islámico.

Por este caso, Le Pen se enfrenta a una multa de 75.000 euros (91.262 dólares) y a hasta tres años de prisión. Sin embargo, la política desestimó los cargos y aseveró que la ley aplicada en su contra había sido concebida para proteger a los menores de edad de contenidos inapropiados en Internet.