Desalojan a un grupo de ecologistas que vivían al extremo

Este viernes, se realizó una gran operación policial en Alemania donde las autoridades desalojaron del bosque de Hambach a un grupo de ecologistas que vivían en casitas de madera desde hace 6 años intentando evitar la explotación de carbón.

Las autoridades insisten en que se trataba de una ocupación ilegal.

Este grupo de ecologistas quiere evitar que la compañía energética RWE empiece a talar árboles del bosque Hambach -uno de los más antiguos de Alemania- para explotar nuevas minas de carbón. Su portavoz ha insistido en la necesidad de “abandonar la explotación de carbón” porque “se deben conservar los pueblos y proteger el futuro de las personas”, ya que se trata de un combustible muy barato y a la vez muy contaminante.

Los activistas, que viven en el bosque de Hambach desde 2012, han construido 50 casas de madera entre las ramas de los árboles, algunas a 25 metros de altura.

Las autoridades aseguran que se trata de una ocupación ilegal y acusa a los activistas de ser violentos

Armin Lachet, primer ministro de la región de Renania del Norte-Westfalia, ha asegurado que se trataba de una ocupación “ilegal” y acusó a los activistas de ser “violentos”. Las autoridades además informaron en un comunicado que el miércoles un policía disparó un tiro de advertencia en el bosque porque “varias personas enmascaradas atacaron a la policía lanzando piedras”.

El conglomerado energético alemán RWE es propietario del bosque y está legalmente autorizado a talar los árboles para extender su mina. Asegura que tiene planes de arrasar la mitad de las 200 hectáreas del bosque a mediados de octubre. Afirman que “la expansión es necesaria para asegurar el suministro de energía en la región”.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...