Desconcertante caso de un policía atrincherado en los Juzgados

Un hombre, miembro de la Policía Nacional destinado en la localidad de Tudela, en Navarra, ya se ha entregado después de atrincherarse en los Juzgados de La Almunia de Doña Godina, Zaragoza, este lunes sobre las 12.30 horas.

El individuo entró en los juzgados y obligó a salir a todos las personas que se encontraban allí, según fuentes de la Guardia Civil han informado a Efe. Según estas mismas fuentes, el hombre, de 58 años, portaba una pistola, dos cargadores y una navaja en el momento de su salida. No retuvo a nadie como rehén, pero mantuvo en situación de alerta a los vecinos de la localidad.

El Consistorio de La Almunia ordenó, por ello y como precaución, el desalojo del colegio Florián Rey y de la escuela infantil que se encuentran al lado de los juzgados. Los primeros, fueron trasladados al pabellón multiusos de la localidad; los segundos, llevados al Salón de Plenos del Ayuntamiento. Así lo ha hecho saber la alcaldesa, Marta García, en declaraciones a Europa Press.

La zona se mantuvo acordonada por efectivos de la Guardia Civil, que decidieron llamar a un negociador, que estableció contacto con esta persona y logró que el hombre se entregara, sobre las 16.45 horas, después de cinco horas de encierro. Se mostraba traquilo y ha sido trasladado a un centro hospitalario de Zaragoza para ser sometido a un peritaje psiquiátrico antes de ser puesto a disposición judicial en los propios juzgados en los que se ha atrincherado.

Aunque no se han dado a conocer los motivos de su acción, fuentes vecinales presentes en el juzgado en el momento de producirse los hechos han indicado a Efe que el policía se había acercado a interponer una denuncia y que después de hablar con el funcionario habría tomado la decisión de pedir a funcionarios y usuarios que salieran del edificio. Otras fuentes no descartan que la motivación esté relacionada con dificultades con una entidad bancaria.

Fuente EP Mundo 20 Minutos
Cargando...
Cargando...