Desgarradora llamada al 911 tras acción mortal contra una bebé

Su perro raza pitbull atacó a la bebé hasta matarla. Ella encerró al animal en el baño e hizo una escalofriante llamada.

La Policía de Miramar reveló este miércoles la angustiosa llamada al 911 con la que una mujer reportó la muerte de su nieta tras ser atacada por un pit bull de la familia la semana pasada.

En la comunicación se escucha a la abuela de la pequeña Liana, de solo 9 meses, llorando y destrozada por el incidente.

“El perro de mi hijo mató a la bebé, el perro mató a mi nieta”, dijo en español la mujer.

“Encerré al perro en el baño y la bebé está muerta en la sala”, aseguró la abuela entre lágrimas, tras identificar a la mascota como un pit bull.

“Por favor, ayúdenme. Por favor”, clamó desesperadamente mientras le informaban que los paramédicos y la Policía ya iban en camino a su casa en Miramar, en Broward.

En la conversación, la mujer dijo que aún no se había comunicado con su hijo ni con la madre de la bebé porque ambos estaban trabajando y que el incidente ocurrió cuando ella y la pequeña estaban solas en la casa.

“¿Qué le digo a mi hijo ahora?”. Con esta frase termina la llamada.

Liana falleció el 30 de mayo tras ser atacada por uno de los tres pit bulls que tenía su abuela en la casa. El trágico incidente fue declarado como muerte accidental por los forenses de Broward, informó la Policía de Miramar en un comunicado.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 11:30 a.m., hora en que la Policía recibió una llamada del servicio de emergencias 911.

La abuela estaba manipulando al perro, se le zafó y corrió directo al cuarto donde estaba la menor en una mecedora para bebés y la atacó, explicó Yessenia Díaz, agente del Departamento de Policía de Miramar, en una entrevista telefónica a el Nuevo Herald.

“La abuela entonces se interpuso entre los dos para defender a la niña y el perro la tumbó al piso. Lamentablemente la niña falleció”, agregó.

La familia entregó el pit bull al Departamento de Control Animal del Condado Broward, según la Policía.

Brenda Villasin había dejado esa mañana a su hija en la casa de la abuela paterna de la pequeña en Miramar, en Broward, al norte de Miami.

Horas más tarde, Villasin recibió una llamada de un pariente diciéndole que algo horrible le había sucedido a su hija.

“Estoy aturdida en este momento. Ella era lo mejor de mi vida”, dijo Villasin, de 24 años, luego del incidente en el que falleció su bebé

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...