Director sadicón escondía gran cochambre en los baños de la escuela

Un trabajador de una escuela y el director se encompincharon para ocultar algo muy escabroso en los baños de la institución. La policía investiga los hechos.

El director del Instituto de Educación Secundaria Sierra de Guadarrama de Soto del Real y un trabajador del centro, detenidos por supuestamente colocar cámaras y grabar a los niños en los baños del colegio, se encuentran en libertad pero imputados de momento de delitos contra la intimidad.

Ambos fueron arrestados la semana pasada, tras la denuncia de la madre de uno de los estudiantes, y pasaron al día siguiente a disposición de un Juzgado de Instrucción de Colmenar Viejo, cuyo titular les dejó en libertad.

El director, incluso, ha trabajado todos estos días, incluido hoy, día en el que se han conocido los hechos.

No obstante, siguen acusados de delitos contra la intimidad, delitos que podrían modificarse y/o ampliarse cuando termine la investigación por parte de la Guardia Civil, que está investigando las imágenes encontradas en el dispositivo en las que las almacenaban. También comprobarán qué finalidad tenían esos vídeos y si fueron divulgados o transmitidos por algún medio.

Fuentes conocederas del caso han detallado a Europa Press que ahora trabajan para conocer el fin de estas grabaciones. Una de las hipótesis que se manejan es que se colocaron las cámaras como medio para detectar vandalismo o gamberrismo.

Desde la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid han señalado que tras conocer la situación, Inspección Educativa ha abierto un expediente de información reservada para determinar si hay que aplicar medidas disciplinarias al responsable del centro. Asimismo, el departamento que dirige Rafael Van Grieken se ha puesto a disposición de la familia y de la comunidad educativa.

Prevención de actos vandálicos

El alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, ha señalado que el centro colocó cámaras ocultas en el baño de los chicos para detectar actos vandálicos. En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor ha señalado que ha tenido conocimiento de la noticia por la prensa y que se ha puesto en contacto con la Guardia Civil. “Nos ha explicado que la investigación la ha llevado Policía Judicial, que ayer se personaron en el instituto y que tanto el director como otra persona del centro estuvieron prestando declaración”, ha aseverado.

”Según el propio director del instituto, ha habido una cámara enfocando a la puerta de uno de los baños con el objetivo de detectar a personas que estaban haciendo actos vandálicos, básicamente, pintadas en los baños y en algún caso se había detectado que se había fumado en el propio servicio. El objetivo era detectar a estas personas para evitar que lo hicieran”, ha relatado.

El alcalde ha explicado que a partir de la próxima semana “parece” que la Fiscalía “tomará una decisión” de si inicia “un procedimiento o no por Ley de Protección de Datos”.

”La normativa está para cumplirse y hay que ser riguroso con una normativa tan delicada, pero en cuanto al fondo del asunto nada tiene que ver un objetivo como el tratar de detectar actos vandálicos con otros posibles fines que desde luego habrían sido bastante indeseables”, ha concluido.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...