Duterte enfurece a los creyentes con un nuevo reto blasfemo

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas, sigue encendiendo la polémica al prometer que renunciaría a su cargo si los cristianos lograran demostrar la existencia de Dios.

“Si alguno de ustedes, los ruidosos, dijera que ha estado en el cielo, que habló con Dios, que lo vio personalmente, y que Él existe —y si de verdad existe— yo renunciaré a la presidencia esta misma noche”, aseguró Duterte este viernes durante un discurso.

La declaración se produce en medio de las duras críticas recibidas por parte de la comunidad católica, que ha tildado al polémico líder filipino de “loco” por su brutal guerra contra las drogas en el país asiático.

“Solo necesito un testigo que diga: ‘Esos tontos de la Iglesia me ordenaron ir al cielo y hablar con Dios. Dios realmente existe. Tenemos una foto juntos y me traje una selfi con Él'”, agregó el mandatario filipino, cuestionando además las donaciones de feligreses a la Iglesia.

“Si realmente están ayudando a la gente, ¿por qué les piden dinero?”, preguntó abiertamente Duterte, que en el pasado había afirmado ser católico.

Fuente EP Mundo RT
Cargando...
Cargando...