Saltar al contenido
28
Nov

EEUU le dará un golpe a América Latina en la Cumbre del G20

Actualizado: 29/11/2018 14:12

Quedan al descubierto los planes de EEUU en la Cumbre del G20 en Buenos Aires. De acuerdo con Gerardo Núñez, diputado del partido oficialista uruguayo Frente Amplio (izquierda), el país presidido por Donald Trump hará que desaparezcan los bloques de integración en América Latina, como el Mercosur. 

“EEUU buscará eliminar los bloques de integración latinoamericanos en la cumbre; la presencia del presidente de Brasil, Michel Temer, y del mandatario argentino, Mauricio Macri, es un engranaje de ese plan, que consiste en dinamitar los espacios de cooperación regional”, indicó el legislador.

Según sus palabras, el ataque a los espacios de integración regionales latinoamericanos le daría a EEUU una ventaja, ya que “los países poderosos consiguen acuerdos más beneficiosos cuando negocian con los países de manera separada, quitándole el poder que puede significar un bloque regional”.

Camino a la cumbre

Aseveró que con los anuncios del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Macri, el Mercosur (Mercado Común del Sur) quedará “raquítico”, lo que beneficiará aún más a los países más poderosos en detrimento de la soberanía de los Estados emergentes.

La Cumbre del G20 (Grupo de los 20 países industriales y emergentes) se realizará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires.

El Mercosur está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela (actualmente suspendido).

“Esta es la reunión de los países subordinantes y la inmensa mayoría de los países juegan al ritmo de las reglas que marcan los poderosos; ante esta situación creo que hay que generar los necesarios contrapesos en el plano de las relaciones comerciales y del derecho internacional para construir relaciones más justas y equitativas entre los distintos Estados para que no se perjudique a los pueblos de los países más subordinados”, agregó. En la cumbre no se tratarán los temas que realmente son importantes para el mundo: la desigualdad y el hambre, dijo el legislador.

“Estos temas nos deberían interpelar a todos los habitantes de este planeta y particularmente a aquellos países más poderosos, que son los que más generan desigualdad; el hecho de que mueran 7.000 niños por día de hambre, lo que significa casi tres millones al año, cuando este mundo produce alimentos para el doble de la población mundial, no debería ser ignorado”, reflexionó Núñez.