El brutal asesinato de un policía por defender a su familia (Fotos fuertes)

Miembros de un grupo delictivo que opera en la municipalidad aragüeña de Francisco Linares Alcántara asesinaron brutalmente a un agente policial el previo jueves en el sector Paraparal posterior a que les exigiera que cesaran el hostigamiento en contra de su familia.

El sangriento homicidio de la víctima, un oficial perteneciente a la Policía del Municipio Acevedo e identificado como Julio César Guillen de 29 años de edad, se cometió con un significante grado de saña: tras haberlo perseguido hasta la calle El Canal de la población limítrofe de Río Blanco II, los antisociales procedieron a balearlo para luego, mientras agonizaba malherido, agredirlo con pedradas, palazos y botellazos.

Según los informes policíacos, Guillen se apersonó en la guarida de los hampones armado con su pistola reglamentaria para disuadirlos de continuar amedrentando a sus allegados, quienes habitan la misma zona donde actúa la célula criminal; pese al noble intento de proteger a sus parientes, el funcionario resultó atacado de forma salvaje.

Su cuerpo fue arrojado al pie de un montículo de tierra.

Aunado a la encarnizada acometida, los homicidas tuvieron la osadía de despojar al hombre de su arma, trasladarse hasta la vivienda habitada por sus deudos y entregarla en concomitancia con una amenaza oral en forma de incógnita: ¿La reconocen? Aquí la tienen para que sigan echando paja.

Una comisión adscrita al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue desplegada en el sitio del crimen para efectuar la recopilación de evidencias y el levantamiento de los restos mortales de Guillén, quien Residía en la población de Coropo con su esposa y, extraoficialmente, estaba siendo investigado por una muerte.

Fuente EP Mundo Caraota Digital
Cargando...
Cargando...