Cargando...

El Chicle se queda sin abogado, ¿por qué?

“Para ejercer la defensa es necesario creer en lo que se está haciendo, solo así se puede hacer con amor y pasión por la profesión”. El hasta ahora abogado de José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, presunto homicida de Diana Quer, abandona el caso supuestamente porque ha perdido la confianza en su cliente. El penalista coruñés José Ramón Sierra ha acudido esta mañana a la prisión de A Lama (Pontevedra) y ha permanecido dentro menos de una hora y 20 minutos. A la salida, ha confirmado a los medios de comunicación que su bufete renuncia a la representación pero no ha querido concretar los motivos. “Le hemos manifestado a él las razones”, ha comentado tras la visita a Abuín, en la que ha estado acompañado de otro miembro de su despacho.

“La conversación que hemos tenido forma parte del secreto profesional”, ha añadido, “pero puedo decir que hemos dejado la defensa porque en cualquier asunto penal, desde el de la más mínima trascendencia, como el robo de unas gallinas, es necesario creer total y honestamente en lo que se está haciendo y yo difícilmente en estas circunstancias la puedo ejercer”.

El letrado no deja el caso porque exista la sospecha de que Diana Quer hubiera sido víctima de una agresión sexual. El informe preliminar de la autopsia ni confirma ni desmiente esta posibilidad. “El informe definitivo no está. La autopsia no es concluyente”, ha puntualizado, pero este estudio preliminar que sigue pendiente de los resultados de los informes de toxicología y de pruebas de laboratorio que se están llevando a cabo en Madrid era, reconoce el abogado, “muy importante” para su despacho. En él se concluye que Diana Quer no fue víctima de un atropello mortal, como declaró oficialmente en la Guardia Civil Abuín, y que en su lugar falleció por estrangulamiento, aunque falta por determinar si el investigado lo hizo con las manos o con un objeto como alguna de las bridas halladas en los registros de la nave donde ocultó el cuerpo.

Hace justo una semana, a las puertas de la cárcel de Teixeiro (A Coruña), donde inicialmente fue recluido Abuín, el abogado sí especificó que en función de la autopsia dejaría el asunto por una “simple cuestión de confianza”, en el caso de que comprobase que su cliente le estaba “mintiendo”. Sus declaraciones y las de otro letrado que defendió a El Chicle en su procesamiento anterior por tráfico de cocaína motivaron un crítico comunicado del Colegio de Abogados de A Coruña en el que se recordaba la importancia de la “lealtad” al cliente y el respeto al secreto profesional. Según ha vuelto a repetir hoy Sierra, la única versión de los hechos que ha dado El Chicle es la que dio durante su detención en los calabozos de Lonzas (ciudad de A Coruña), en sus declaraciones por escrito entre el 30 y el 31 de diciembre.

“No ha cambiado en ningún momento su declaración”, ha insistido. Ante la Guardia Civil dijo que la joven había muerto golpeada por su coche cuando maniobraba, es decir, de forma accidental.

Existe sin embargo un relato no oficial de los hechos, pero descrito por fuentes de la investigación, en el que Abuín, durante los registros practicados el día de fin de año y nunca por escrito, supuestamente contó que había atenazado a la víctima con bridas porque no paraba de moverse y de forcejear para librarse de su raptor. Así la habría transportado hasta Rianxo y en un momento dado supuestamente apretó el lazo con el que había amarrado su cuello al respaldo del coche. Los forenses enseguida descartaron lesiones compatibles con el atropello y estudiaron con detenimiento la zona cervical. Ante el juez instructor, Félix Isaac Alonso, titular de Instrucción 1 de Ribeira (A Coruña), El Chicle optó por guardar silencio por consejo del abogado que acaba de perder. José Ramón Sierra le había recomendado no hablar hasta conocer el resultado del informe preliminar de la autopsia.

“De las pruebas realizadas hasta el momento, es evidente que no se puede acreditar ningún delito contra la libertad sexual”, ha destacado este mediodía Sierra, que en torno a “las doce y media y la una” había dejado encargado en su despacho que se presentase formalmente su renuncia en el juzgado. Para que esta se haga efectiva, antes debe designarse un nuevo letrado para el recluso porque “no puede quedar indefenso”, ha recordado el penalista. Según ha dicho también, le consta que “a lo largo de esta mañana” ya le han ofrecido sus servicios varios. “Estoy seguro de que habrá un montón de compañeros” dispuestos, ha comentado.

Respecto al estado de ánimo de Abuín, José Ramón Sierra ha dicho que lo ha visto “muy flojo” y que cree que se arrepiente de haber matado a Diana Quer. También ha desmentido las informaciones que decían que se había puesto en contacto con su familia:

“Hasta este momento él no ha llamado a nadie por teléfono”. El preso, sin embargo, le ha preguntado al penalista por sus parientes, y este ha prestado un último servicio llevándole al penal una bolsa de supermercado llena de prendas de ropa. Antes de abandonar la representación, su bufete ha pedido en el juzgado que se le practique a El Chicle una prueba forense “psicológica y psiquiátrica” para “valorar su estado mental” porque Sierra la considera “necesaria”.

Fuente EP Mundo El País de España
Cargando...
Cargando...