Saltar al contenido
hawai-alarma
16
Ene

El destino del empleado que activó la falsa alarma de misil en Hawái

Actualizado: 16/01/2018 17:46

Fueron casi 40 minutos que pusieron el ‘paraíso’ de Hawaii al borde del ‘fin del mundo’: gritos y carreras para no morir se vivieron en el archipiélago luego de que un empleado enviara el sábado una alerta a los celulares en la que se avisaba de una “amenaza de misil” inminente.

Todo se trató de un error, pero el trabajador que presionó el botón equivocado desencadenando el miedo en la población mantendrá su trabajo, si bien será reasignado de sus funciones. El hasta ahora anónimo funcionario, en todo caso, no tendrá acceso a la sala de control donde se encuentran los mandos para lanzar este tipo de alarmas a toda la población del estado, aunque las autoridades tampoco han especificado cuáles serán sus nuevas funciones.

Las autoridades también indicaron que van a establecer un nuevo protocolo, que implica un doble proceso de verificación para evitar errores como el del sábado, que provocó el pánico en el archipiélago.

“Todo lo que puedo decir es que la persona ha sido temporalmente reasignada a otras funciones dentro de nuestro Sistema de Operaciones de Emergencia a la espera del resultado de nuestra investigación interna y está ahora en un puesto en el que no tiene acceso al sistema de alertas”, indicó Richard Rapoza, portavoz de la Agencia para el Manejo de Emergencias (EMA, en inglés) de Hawaii.

Más seguridad

Mientras se aclaran las circunstancias de por qué aproximadamente 1.4 millones de personas fueron alertadas de un impacto de misil inmediato, las autoridades han implantado un nuevo proceso para evitar que se repita una situación similar. Desde ahora, dos empleados deberán aprobar el envío: uno para lanzar la alerta y otro para confirmarla. Asimismo, tras las críticas recibidas por no haber desmentido antes la información, la agencia indicó que ha implementado un sistema para enviar de manera inmediata un nuevo mensaje para corregir cualquier error.

Además de la investigación interna, la Comisión Federal de Comunicaciones anunció que está analizando lo sucedido. Hawaii reestrableció hace pocas semanas su sistema de alerta nuclear de la Guerra Fría luego de las continuas amenazas de Corea del Norte de lanzar un misil que puede alcanzar su territorio.

Todo sucedió luego de que a las 8:05 am del sábado cuando un empleado, en un cambio de turno, se equivocó y en lugar de presionar sobre una opción en su computadora de “Test de alerta de misil” presionó sobre la opción “Alerta de misil”.

Desde ese momento, todo el mundo pensó que se habían materializado los avisos de Pyongyang. “Amenaza de misil balístico hacia Hawaii. Busque un refugio inmediato. Esto no es un ejercicio”, se leía en el mensaje que recibieron los ciudadanos en sus celulares. Pasaron casi 40 minutos antes de que se avisara de que en realidad no había ninguna amenaza.

En una rueda de prensa del domingo, el responsable de EMA, Vern Miyagi, se disculpó por el error y asumió la responsabilidad del incidente. En todo caso, Miyagi no especificó tampoco si el agente que envió la falsa alerta iba a ser sancionado. “Este señor se siente mal”, dijo. “No lo hizo de forma intencionada”, añadió.

“Las falsas alertas socavan la confianza pública en el sistema de alerta y reducen su efectividad durante emergencias reales”, dijo por su parte Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones.

“Parece que el gobierno de Hawaii no tenía garantías razonables ni controles de procesos para prevenir la transmisión de una falsa alarma”, dijo Pai en un comunicado.

Por su parte, Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Interior, trató de recuperar la calma en los ciudadanos e instó a la población a “no sacar una conclusión equivocada” de lo sucedido.

“Pueden confiar en los sistemas del gobierno, los probamos a diario. Este fue un error muy desafortunado, pero estas alertas son vitales, los segundos y minutos pueden salvar vidas”, dijo este domingo a Fox News.

“No me gustaría que nadie no acate las advertencias del sistema del gobierno”, agregó la responsable, que indicó que las autoridades locales y estatales trabajan para “asegurarse que esto no vuelva a ocurrir”.