El enigma de la grúa blanca desaparecida al colapsar puente en Miami

Nadie pareció darse cuenta cuando una grúa blanca grande que estaba trabajando en el puente peatonal de la Universidad Internacional de la Florida se alejó del lugar poco después del colapso de la estructura sobre Tamiami Trail. Era un desastre, había montañas de hormigón, vehículos aplastados. Gente muerte y herida.

No fue hasta cierto tiempo después que las autoridades comenzaron a preguntarse dónde estaba la grúa y el operador, alguien que estaba allí cuando ocurrió el inicidente y quien pudiera ayudar en la investigación. Pero el hombre y la grúa habían desaparecido.

“Se marchó con la grúa y nadie lo detuvo”, dijo Carl Robertson, de 73 años, un desamparado que vive cerca del lugar del puente. Robertson estaba allí y vio el puente caer. Fue la primera persona que llamó al 911 desde su ya viejo teléfono celular.

Fotos y video tomados inmediatamente después del incidente del 15 de marzo muestran que la grúa, alquilada a una firma de Sweetwater llamada George’s Crane, todavía estaba del lado norte del puente caído. Cuando un fotógrafo del Miami Herald tomó una foto aérea del desastre aproximadamente una hora después, la grúa ya no estaba allí.

Mientras el público trata de determinar qué sucedió exactamente ese día —en momentos que las entidades de gobierno que investigan el colapso han cerrado complemente el flujo de información— la grúa se ha convertido en una fuente de especulación para detectives aficionados. Lectores han preguntado al Herald qué hacía la grúa y adónde fue. En ausencia de explicaciones oficiales, algunos incluso se ha han preguntado si la grúa tropezó con el puente de 950 toneladas y eso provocó catástrofe. ¿Y qué pasó con el operador de la grúa?

Esto es lo que se sabe: la Policía no parece creer que el operador huyó del lugar o provocó el colapso, que ingenieros independientes sugieren fue el resultado de fallas estructurarles y de diseño. La Policía dice que el operador de la grúa, no identificado hasta ahora, se alejó poca distancia con el equipo y regresó para ofrecer ayuda, pero no está claro cuánto tiempo estuvo allí después.

La grúa —con el nombre “George’s” destacado de manera prominente en el brazo— se usó para izar un dispositivo para ajustar los soportes internos de acero aproximadamente a la misma hora que el puente se vino abajo, a las 1:47 p.m.

Robertson estaba a poca distancia.

A los pocos minutos de colapsar el puente, dijo Robertson, el operador de la grúa salió de la cabina para desamarrar una cita amarilla que la policía de FIU y Sweetwater habían amarrado a la máquina. Entonces arrancó la grúa y se marchó por Tamiami Trail hacia el oeste.

“No pensé en eso hasta más tarde ese día”, dijo Robertson de la desaparición de la grúa.

Aunque él fue el primero en llamar al 911, muestran las grabaciones de la Policía, las autoridades nunca lo entrevistaron formalmente.

Después que el Herald publicó la semana pasada un artículo sobre el hecho de que ingenieros de FIU descrubieron grietas potencialmente problemáticas en el puente días antes del colapso, Robertson llamó a los reporteros para recontar su historia, y preguntar si alguien sabía qué había pasado con la grúa y el operador.

Un abogado de George’s Crane —que alquila grúas hidráulicas hasta de 170 toneladas— ofreció una explicación al Herald. Lejos de huir, el operador necesitaba sacar el equipo pesado del lugar, dijo el abogado Bryant Blevins, porque los rescatistas estaban llegando al lugar.

“Los vehículos de emergencia necesitaban acceso”, dijo Blevins. “Llegaron muy rápido después del colapso. En ese momento, tenía que mover la grúa”.

Así las cosas, dijo Blevins, el operador de la grúa sacó el equipo del lugar —Blevins no dijo exactamente a qué hora— y lo llevó unas 30 cuadras al norte hasta el patio de George’s Crane en Sweetwater. La grúa se quedó allí.

Pero el operador regresó al lugar de incidente “más tarde esa noche” y fue entrevistado por la Policía y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), una agencia federal que investiga accidentes laborales, según Blevins.

Un portavoz de la OSHA declinó comentar. El público conoce muy poco sobre la razón del desplome del puente. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte, que investiga la causa del accidente, ha prohibido la publicación de registros públicos potencialmente críticos que pudiera arrojar alguna luz. El Herald ha demandado al Departamento de Transporte de la Florida para que publique los documentos.

No fue posible contactar a George Bremer, propietario de la compañía de grúas.

Fuente EP Mundo El Nuevo Herald
Cargando...
Cargando...