El espeluznante crimen de Paco Cintado en su joyería

Paco Cintado había cumplido 60 años hace poco y estuvo más de la mitad de su vida al frente de su negocio: “Joyerías Francisco Cintado”, ubicado en el número 17 de la calle Pablo Neruda en la localidad de Carmona, a 30 kilómetros de  Sevilla, de donde él y su familia son naturales.

“Era un hombre muy querido, amable y conocido”, coinciden los vecinos del municipio que hoy le despiden. La tragedia ha llamado a las puertas de negocio familiar:  este lunes Francisco Cintado fue asesinado brutalmente. Su hija mayor, Noelia, descubrió a última hora del día el cadáver de su progenitor, desaparecido durante horas.

Las primeras señales de alarma saltaron cuando, durante la tarde, su mujer tratara de localizarle. En torno a las seis insistió llamándole tanto a su teléfono móvil como al fijo de la joyería, sin éxito. Poco después de las ocho, asustada y ante la imposibilidad de contactar con su padre, Noelia accedió al establecimiento donde se encontró con el terrible suceso. Minutos más tarde, la Guardia Civil se personó en la joyería: el cuerpo de Cintado se encontraba amordazado, con fuertes signos de violencia y atado a una silla en la trastienda del negocio.

El asesinato

Vecinos de la zona aseguran que ese mismo día, en torno a las seis de la tarde, vieron a las puertas de la joyería un coche de color azul en el que iban tres hombres, que están tratando de ser identificados.Uno de ellos habría salido minutos más tarde del comercio con varias bolsas. Según fuentes policiales aseguran que podría tratarse de un robo con violencia ya que el cadáver del joyero presentaba signos de haber recibido una brutal paliza. De hecho, efectivos de la Guardia Civil han descartado que se hubieran empleado armas de fuego o armas blancas para cometer el homicidio.

Agentes de la benemérita investigan ahora las grabaciones de las tres cámaras de seguridad, ubicadas en el interior de la tienda: tan solo una habría sido arrancada por los asesinos que no se percataron de la existencia de otros equipos de filmación.

Por su parte, las hijas de Cintado tuvieron que ser asistidas por un equipo médico debido al fuerte ataque de nervios que tenían. Inmaculada, la pequeña se encontraba de vacaciones. Volaba de vuelta a Sevilla, cuando ocurrió la tragedia. “Desde el Ayuntamiento, solicitamos una psicóloga y a las dos de la madrugada ya pudimos acceder a la familia, que ha sido atendida por la profesional”, explica Juan Ávila, Alcalde de Carmona, que en su cuenta de Facebook ha calificado el suceso como “un vil crimen contra nuestro vecino Paco”. 

El de este lunes fue el segundo asalto para esta saga familiar de joyeros: “Hace unos años, al padre de Paco le intentaron atracar. Entonces él se enfrentó a los ladrones con una escopeta, fue un caso muy sonado aquí, en Carmona”, asegura una vecina de la localidad hispalense.

“Paco llevaba toda la vida dedicado al negocio. Su hermano, Antonio, regenta otra joyería en la localidad. Son una familia muy querida y conocida por los vecinos”, asegura Ávila. De hecho, Paco era además orfebre y el relojero oficial de la iglesia de Santa María (Carmona). En su tiempo libre trabajaba para las cofradías carmonenses.

Comerciantes consternados

Este acontecimiento ha supuesto un shock para muchos de los comerciantes de Carmona, que cuenta con cerca de 28.000 habitantes, que ahora reclaman, mayores medidas de seguridad: “Nosotros nos dimos cuenta de lo sucedido a través de un grupo de whatssap que tenemos los comerciantes de la zona. Estamos totalmente desprotegidos por eso hoy habrá una manifestación -entre las siete y nueve de la tarde en la plaza de San Fernando, próxima al Consistorio- donde propondremos cerrar el jueves todos los comercios de Carmona en señal de protesta. Que los medios sepan que no estamos protegidos. Que necesitamos una mayor presencia de cuerpos de seguridad”, explica Diego, del restaurante El Ruedo ubicado a escasos metros del lugar de los hechos.

El Ayuntamiento de Carmona ha decretado por su parte, tres días de luto durante los cuales las banderas ondearán a media asta. El juzgado de la localidad, encargado de la investigación, ha decretado el secreto de sumario y será la Unidad Orgánica de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla la que se encargue de la investigación. Desde Madrid, se ha desplazado el Equipo Central de Investigación Ocular que colabora en recabar pesquisas sobre el crimen tratando de identificar alguna huella o perfil biológico de los asesinos. El cuerpo del fallecido se encuentra en el Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que le sea practicada la autopsia durante la jornada de hoy.

Oleada de robos violentos

“Imagínate como nos hemos quedado. Estamos en alerta desde ayer. De hecho hoy mismo hemos contratado un servicio completo de seguridad privada para el negocio”, explica a EL ESPAÑOL Merchi, propietaria del salón Tattoo Nade Studio, ubicado en la misma calle donde ha tenido lugar el asesinato.

De hecho,como Merchi, otros comerciantes de la zona expresan su preocupación: “Hay una oleada de robos sin precedentes y sabemos que son gente de aquí, de Carmona. Estamos desangelados. No hay Policía Nacional en Carmona, y los pocos efectivos de policía local y Guardia Civil que hay no son suficientes”.

Este es el segundo asesinato en cuestión de cuatro meses que sufre la localidad. El pasado mes de mayo, Jian Lin Wan, de 51 años, era asesinado en su bazar después de sufrir un robo con violencia. Tres navajazos, uno de ello sobre el cuello acabaron con su vida. En este caso, el criminal reincidente que residía en la localidad huyó en un coche hasta la casa de su madre, donde se atrincheró hasta que fue detenido.

Fuente EP Mundo El Español Navarrra
Cargando...
Cargando...