El gobierno de Sánchez tiene un ministro astronauta

Pedro Sánchez abrió el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y al frente, puso a un hombre que es muy conocedor de los tres ámbitos: Pedro Duque.

Esta vez, al menos, Pedro Duque no se ha enterado por los medios de comunicación, como le ocurrió en 1992, cuando la Agencia Espacial Europea lo eligió astronauta. Entonces, llegaron antes las llamadas de diarios, teles y radios, que la comunicación oficial. Esta vez, no obstante, es probable que la propuesta de ser el nuevo ministro de ciencia del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez le haya sorprendido igual.

Extremeño de 55 años, este ingeniero soñaba de niño con pilotar aviones, seguramente motivado por su padre, controlador aéreo, que se lo llevaba con frecuencia a la torre de control y que en alguna ocasión incluso lo dejó probar el simulador de vuelo con el que entrenaban los pilotos. Por ello estudió Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Madrid y se licenció con una nota media de 10. Así. Matrícula de Honor con todas las letras.

Soñaba de niño con pilotar aviones, seguramente motivado por su padre, controlador aéreo.

Eso fue en 1986 y tuvo la suerte de que precisamente en ese año el entonces también gobierno socialista aprobara una nueva Ley de la Ciencia, que permitió que España comenzara a participar en proyectos de investigación internacionales, entre ellos de la Agencia Espacial Europea (ESA). Fue así como Duque, que entonces estaba en un laboratorio de la universidad que comenzó a colaborar con la agencia europea, puso el primer pie en el espacio.

Y en 1992 la ESA lo seleccionó en un concurso para formar parte de un programa de jóvenes astronautas. Estuvo un año preparándose en Rusia, en una localidad llamada Star City de 5000 habitantes, en donde estaba el centro de entrenamiento. Y en 1998 voló al espacio por primera vez. Su primer vuelo duró 9 días, entre octubre y noviembre, y tenía como tarea supervisar un módulo de la ESA en el transbordador Discovery. No volvió a salir al espacio hasta 2003, cuando permaneció diez días en la Estación Espacial Internacional (ISS) realizando experimentos científicos.

Como escalar una montaña

A Duque, muy activo en divulgación y popularización de la ciencia, le suelen preguntar qué se siente estando ahí arriba y él, sencillo, suele responder que ir al espacio es como escalar una montaña: los alpinistas realizan un esfuerzo titánico para alcanzar el pico, miran a su alrededor, resuelven lo que tengan que hacer allí y descienden, sin pensar demasiado sobre ello. Eso, dice, viene luego.

Es hombre de retos, suele confesar. Quizás por ello tras completar diversas misiones espaciales, en 2006 pidió una excedencia en la ESA para fundar Deimos Imagina, una empresa que puso en órbita en 2009 el primer satélite español de observación terrestre, el Deimos-1.

Regresó a la ESA entre 2011 y 2015, donde dirigió la oficina de operaciones de vuelo de la Agencia europea en Alemania y en la actualidad era el responsable de la revisión de futuros proyectos para vuelos tripulados. A todos sus logros científicos, hay que sumar cuatro doctorados honoris causa y, entre otros, el premio Príncipe de Asturias a la Concordia, que recibió en 1999.

Contra los recortes en ciencia

Astro Duque, como se le conoce en redes sociales, es seguramente uno de los científicos más conocidos y valorados de España. Es muy combativo contra las pseudociencias y también lo ha sido durante la crisis contra los recortes en los presupuestos de I+D+i. Defendía que había que apostar por la investigación y por lo menos triplicar el presupuesto dedicado a la ciencia.

Por ello esta mañana las redes sociales hervían con la noticia y aplaudían que este astronauta que de niño soñaba con pilotar aviones y al que apasionan los retos se pusiera al frente de un nuevo Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, tres ámbitos que conoce bien. Una cartera que durante años había caído en el olvido con el anterior ejecutivo, reflejo de la situación, aciaga, que atravesaba la ciencia. Habrá que ver ahora si Duque es capaz de volver a poner en órbita la I+D+i española.

Fuente EP Mundo La Vanguardia
Cargando...
Cargando...